"La Misión 2016" finalizó con presencia comodorense

Sobre una distancia de 160 kilómetros, con un tiempo de cuatros días y tres noches, integró el desafío donde el local Gustavo Llampa consiguió el 16° puesto en la General, sobre un total de 400 competidores.

por Angel Romero
a.romero@elpatagonico.net
Sobre una distancia de 160 kilómetros y cuatro días de competencia se realizó la 11ª edición de la carrera de aventura "La Misión 2016" que tuvo como epicentro la localidad cordillerana de Villa La Angostura.
La expedición de 160 km y más 8.000 metros de desnivel acumulado en cuatro días y tres noches non stop se puso en escena la extraordinaria experiencia que se vive durante esos cuatro días y tres noches caminando por los más espectaculares paisajes de la Cordillera de los Andes, en plena Patagonia Argentina.
De la carrera de semi -autosuficiencia participaron alrededor de 400 personas, donde la gloria fue para el argentino Gustavo Reyes con un tiempo de 26h59'. En tanto que por parte de la capital petrolera -y en su segunda incursión- Gustavo Llampa finalizó en 16° puesto en la General con un cronometraje de 41h37'.
"En 2015 cuando corrí por primera vez me lesione el pie y pude terminar a duras penas y en el 42° puesto. Este año me propuse mejorar y corrí sin parar a descansar. Solo tuve un alto cuando me bajé el ritmo para acompañar en la segunda noche a un corredor que estaba muy golpeado por una caída. Le dejé parte de mi equipo y al cruzar la meta avisé para que lo vayan a buscar", sostiene Gustavo Llampa (38).
Si de solidarizarse y ponerse en el lugar del otro se refiere, Gustavo pone de ejemplo a la corredora de élite y multi campeona Virginia Galvez, quien a pesar de ser una notoriedad en las carreras de aventura, no dudó en entrenar a la distancia -reside en Buenos Aires- a Llampa para su incursión en este tipo de desafíos.
"Virginia podría ser elitista y juntarse con personas de su nivel de competencia. Sin embargo aceptó entrenarme a mí, que hace dos años y medio que estoy en esto. Eso habla de su calidad como personas y es mi ejemplo a seguir. De hecho me dio parte de su equipo para esta prueba" resume Gustavo a El Patagónico.
En la carrera donde cada uno elije su ritmo de marcha y elige donde para a acampar para dormir. Gustavo optó por no pernoctar y de esa manera mejorar su rendimiento respecto al año anterior.
"Yo creo que si a uno lo apasiona algo, va buscando como perfeccionarse y copia tips de otras personas. En mi caso a nivel local me sirvió observar a Mario Oyola. Y luego se sumó Virginia que me asiste a la distancia, que hace que esto sea mucho más placentero", concluyo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico