La mosca en la poesía y la bacteria en el vaso ajeno

El diputado de la mosca escribe poemas; El hombre que "olvido" renunciar; gaseosas en la reunión por el agua; otra denuncia dormida; el apetecible cargo en la Anses; abucheos en el Congreso del PJ.

Puro verso
El diputado provincial por Cambiemos, Eduardo Conde, sigue consolidando su fama a lo largo y a lo ancho de la provincia. Es que el hombre de la mosca demostró la semana que pasó que lo suyo también son las letras. Ya lo había hecho el 2 de abril, y el jueves, cuando en la Hora de Preferencias se debatía sobre el narcotráfico, violencia e inseguridad, Conde volvió a sacar un papelito de su carpeta para recitar un poema.

En la misma sesión en la que el radical consolidó su costado de hombre de versos, la Cámara aprobó una serie de nombramientos del flamante personal político, que se asegura sueldo por los próximos cuatro años. El ex combativo Miguel "Coné" Díaz, el ex subsecretario de Turismo, Carlos Zonza Nigro; y el ex ministro de seguridad durante el último mes de la gestión Buzzi, Federico Massoni, son los nuevo servidores públicos con los que cuenta el pueblo de la provincia.

Pastasciutta
Empezando el cuarto mes de gestión, las distintas carteras municipales todavía tienen algunas cuestiones pendientes. El área de Personal es sin dudas una de las más ajetreadas, dado que tiene a cargo revisar la situación de contratados, becarios y personal de planta. En esas revisiones estaban cuando se detectó el caso de un funcionario cuya situación actual no está del todo clara. Parece que Martín Galíndez, ex titular de la UGEM, había olvidado presentar su renuncia, y aunque no revista cargo alguno ni cumple horario en ninguna dependencia, de todos modos pasaría por ventanilla cada mes a cobrar su salario. El dilema que debe dilucidar el área por estos días surgió como interrogante casualmente el viernes 29.

De este agua no
La contaminación del agua potable en la Zona Norte de la ciudad en el medio de sospechas de "sabotaje" fue la principal noticia de la semana que pasó por la complejidad de un caso en el que llamó la atención la falta de cintura de la SCPL para aclarar la situación. Es que mientras los niveles bacteriológicos fueron detectados por el Laboratorio de Aguas de la Municipalidad, en el mismo momento que la situación tomaba estado público y el Ejecutivo circulaba en las redes sociales los recaudos a tomar, la Cooperativa se despachaba con un comunicado de prensa informando cuestiones vinculadas al servicio solidario de sepelios y la recorrida barrial para captar asociados.
Eso sí, en la reunión que mantuvieron con concejales, referentes del Ente de Control y del Laboratorio de Aguas, abundaron las gaseosas y las bebidas energizantes para hidratarse, porque de eso no se habla, pero que las hay, las hay.

Una pericia
A propósito de este caso, donde todas las miradas están puestas sobre Obras Sanitarias, el gremio que conduce José Santiago a quien se acusa indirectamente del presunto "sabotaje" en el sistema de suministro de agua comodorense, hay que recordar que en un hecho cuasi premonitorio la Fiscalía de Estado de la Provincia había solicitado un peritaje psicológico sobre el dirigente gremial.
Fue en el marco de la denuncia penal que se había radicado por el corte de agua que se extendió durante 5 días en 2014. Dado que la denuncia se encuadró en un artículo del Código Penal que considera un delito cualquier tipo de atentado contra la provisión de un servicio básico, entre las medidas probatorias que había solicitado el entonces fiscal de Estado, Miguel Montoya, se incluía la pericia, "dado que una persona que no está en sus cabales y tiene acceso al sistema puede incluso envenenar el agua", según se explicaba fuera de micrófono.
El caso es que tal pericia nunca llegó a efectuarse porque la investigación se abrió el 4 de diciembre, a pocos días del cambio de gestión, y el juez Mariano Nicosia planteó la duda respecto de la jurisdicción dado que ese corte también había afectado a Caleta Olivia. Con la duda planteada en un intento claro de pasarle la pelota a la Justicia Federal, la causa duerme en algún cajón judicial.

En palomita
Con esto de que son tres signos políticos diferentes los que gobiernan municipio, Provincia y Nación, hay designaciones en dependencias públicas que le quitan el sueño a diferentes sectores que buscan quedarse con el cargo cual botín de guerra. Así, mientras ya se completaron los nombramientos al frente de la CNC, PAMI y Migraciones, y todos en sintonía con la UCR y Cambiemos, ANSeS es ahora el lugar en el que todos ponen la expectativa. Mientras en la previa al armado definitivo hubo un dasnevista que, aunque consiguió trabajo en otro lado, se mostraba muy interesado en saber si el cargo daba margen para viáticos y caja chica, ese mismo sector impulsa ahora a una "hija de" para el rol. Sin embargo, parece que en una excepción a la regla se privilegiaría la carrera y conocimiento en el área, y quedaría al frente Gabriela Izquierdo, eterna trabajadora de ANSeS y delegada gremial de sus compañeros en épocas de reclamos que también tendría el respaldo político necesario para avanzar al próximo casillero.

Entrenado
El sábado se llevó a cabo el Congreso del Partido Justicialista en Esquel sin mayores sobresaltos que el llamado a internas para el 2 de octubre, aunque sin dudas el gran protagonista de la jornada fue el ex gobernador Martín Buzzi. Ojo que no es que la militancia lo recibió como el gran referente del peronismo provincial, sino más bien todo lo contrario: fue recibido en medio de abucheos e insultos, e incluso fue víctima de un botellazo de agua mineral que le impactó de lleno en la espalda. El enojo de algunos llegó al punto de escaramuzas, interceptadas por algunos más equilibrados que decidieron intervenir, con lo que el ex gobernador optó por ubicarse en un rincón del salón para no generar más rispideces.
Cuentan quienes estaban presentes que al momento de esquivar algunos manotazos, Buzzi dejó en evidencia su buen estado físico, producto de los entrenamientos diarios en la Federación Deportiva donde, acompañado por un personal trainer, dedica varias horas semanales al spinning y otras actividades, aunque ahora que lo piensa, debería profundizar en una nueva disciplina: footing.

Séquito
Cada vez que hay un acto político, de la envergadura que sea, el séquito de "figuradores" circula internamente la agenda oficial con la suficiente antelación como para sacarle la naftalina al traje y llegar temprano para ubicarse en primera fila y estar en el campo visual del conductor de turno. Obviamente, la visita el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, no fue la excepción. La firma de contratos de obras y cartas de intención se llevó a cabo en la administración del puerto local, un ambiente cómodo para realizar reuniones, pero demasiado reducido para albergar funcionarios, periodistas y los mencionados "figuradores". Claro que estos últimos consideran de extrema importancia su presencia, nunca se conforman con ser actores de reparto y ambicionan protagonismo a como dé lugar por lo que, como suele suceder, perjudican la ubicación de los periodistas que probablemente son los únicos presentes por cuestiones laborales y no por el placer de "acompañar".Tan es así que en este acto institucional del puerto, se dio el caso de que mientras algunos cronistas quedaron afuera del recinto, y sin saber lo que sucedía para contarlo al aire o fotografiarlo, la eterna "paquita" Eva Brugo ostentaba la mejor ubicación del lugar, parada arriba de una silla a escasos centímetros del ministro y registrando todo con su celular rosa chicle. Como si fuera poco, la mujer se inclinó para hacerle un insólito pedido al fotógrafo oficial: "córrase un poco colega, así yo también puedo sacar fotos" le dijo sin que se le mueva un rulo.

Gajes del oficio
La agenda de Guillermo Dietrich fue idéntica en Comodoro y Puerto Madryn, cerrando ambas actividades con una conferencia de prensa donde tras exponer sus propios mensajes se habilitaba la ronda de preguntas, aunque la perla de la Península dejó un verdadero caso de vergüenza ajena. Es que en la ronda, todas las preguntas eran para el ministro -que disfruta que le digan "Guillo"-, hasta que un cronista de Canal 7 decidió ganarse el sueldo del mes con una de esas consultas que dejan poco para responder porque son más que nada una declaración de amor al gobernador. El hombre del micrófono le puso mucho empeño al elogio gubernamental considerando que la visita oficial era una clara muestra del poder de gestión de Mario Das Neves y todos los "blablá" que pudo incluir. Para cuando terminó de formular la dádiva que sólo ameritaba un monosílabo de respuesta, la risotada era general en la mesa central, con lo que el gobernador, totalmente colorado, debió admitir "este es mío", algo que seguramente llenó de orgullo al falso periodista.

Extraña pareja
El viceintendente Juan Pablo Luque viajó a Capital Federal para realizar algunas gestiones específicas, además de participar de una ronda de reuniones en Casa Rosada, previstas para intendentes y secretarios de Gobierno. Hasta ahí, una agenda normal y previsible, si no fuera porque José Gaspar apareció en medios y redes sociales con agenda compartida y fotos con los ministros del Interior, Rogelio Frigerio, y de Transporte, Guillermo Dietrich, dando fe que fue parte de esas reuniones.
Como se dijo, las mismas estaban dirigidas a intendentes y secretarios de Gobierno, cargos que en ningún caso abarcan al concejal que preside el bloque de oposición Cambiemos, con lo que el viajecito compartido descolocó a varios. A sus propios compañeros de bloque en primer término, a tal punto que se especula con que esta semana podría haber "pases de facturas", y al oficialismo después, que no sabe si darle la bienvenida a un nuevo compañero de bancada o celebrar el inédito gesto del eterno concejal, que parece que también se subió a la ola de los coleccionistas de fotos.

No eran regalos
A propósito del Concejo, hay que decir que la institución no atraviesa su mejor momento. El sorpresivo fallecimiento del secretario Administrativo, Hugo Morón, sumado al cambio de gestión y las refacciones edilicias conjugan en un verdadero caos en el que ni el personal de limpieza sabe a ciencia cierta qué es lo que debe hacer.
Así, hay una gran cantidad de agentes ingresantes que en apariencia fueron contratados como caminadores de pasillo, ya que rara vez se los ve ocupados en algo más que eso, y conviven con otros que si bien tienen funciones asignadas no las cumplen con eficiencia –producto de la inexperiencia en algunos casos, y de falta de sentido común en otras-. Pero ese no es el único problema: el trabajo diario se realiza entre martillos, taladros y sierras permanentes, y sin los elementos básicos. Según se supo, hay muchos concejales que deben llevar a la oficina sus notebook hogareñas, por falta de computadoras para trabajar. El hecho no obedece a que el Concejo no las haya previsto en su inventario oportunamente, sino a que muchos concejales mandato cumplido el 10 de diciembre se las habían llevado y "olvidaron" reintegrarlas, dado que son patrimonio público, y no una donación.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico