"La muerte como vecina"

Pablo Lada, integrante de la Comisión Antinuclear de Chubut, considera que la energía nuclear es una hipoteca al futuro de los patagónicos, ya que sus desechos tienen una vitalidad de miles de años.

Otro de los puntos que destacó el referente ambiental es que las principales empresas nucleares del mundo están en un proceso de acumulación de deudas donde muchas de ellas se hallan en quiebra.
"Las renovables han bajado los costos de todos. Una de las empresas más grandes del mundo, Westinghouse Electric, en marzo presentó quiebra y Toshiba va por el mismo camino. En Francia también tienen problemas y esto significa que la energía nuclear no es el futuro", manifestó.
Asimismo, Lada destacó que "no hay compañía aseguradora en el planeta que se encargue de brindarle un servicio a las compañías nucleares porque no es redituable. Un accidente puede poner de rodillas a cualquier Nación. Ucrania todavía sigue destinando gran parte de sus arcas a mantener tapado el reactor. Hace dos años hicieron una colecta en Europa para ponerle una nueva carcaza de acero para seguir tapando ese reactor. Hay que seguir tapándolo para mitigar el reactor de Chernobyl; uno puede ver que no es apto para la vida humana".
El integrante de la Comisión Antinuclear de Chubut también se refirió al problema que sufre Japón debido a la catástrofe de Fukushima. "Japón tiene tres reactores. Hace poco se descubrió que si uno se acerca un poco a la zona, a los 20 minutos puede morir debido a la radiactividad", destacó.
"La energía nuclear es una caja de pandora. Una vez que se abre no se puede cerrar nuca más y si la instalan en la Patagonia vamos a vivir no solo con temor sino con la muerte como vecina", agregó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico