La Municipalidad clausuró un geriátrico del 13 de Diciembre que carecía de habilitación

El procedimiento se efectuó el jueves y según informaron fuentes municipales había denuncias de distintos problemas tanto edilicios como de atención a los adultos mayores internados.

La Subsecretaría de Fiscalización del municipio clausuró el geriátrico "San Juan", ubicado en el barrio 13 de Diciembre. El procedimiento se efectuó el jueves y según informaron fuentes municipales había denuncias de distintos problemas tanto edilicios como de atención a los adultos mayores internados.
Mientras, desde el área de salud de la comuna se indicó que no se hallaron las históricas clínicas de los ancianos y se constató que todos recibían medicación aunque se desconoce hasta el momento el nombre del profesional de la salud que la autorizaba.
Incluso diversos familiares de los internados habían denunciado a través de los medios periodísticos distintas irregularidades que se observaban en el funcionamiento de esa institución en la que cada paciente abonaba una suma mensual cercana a los 15 mil pesos, se señaló.
El subsecretario de Fiscalización Daniel Campillay informó que a raíz de problemas edilicios y sanitarios, se procedió a la clausura del geriátrico. "Tomamos nota de cada adulto mayor y sus responsables. Notificamos a estos últimos, indicando que al tratarse de una actividad particular, deben retirar a los adultos mayores en un plazo prudencial de algunos días, para proceder a la clausura y el propietario pueda reparar el lugar". El también incluyó la intervención del área de Salud, para realizar controles a los ancianos.
"Este lugar cuenta con muchos problemas edilicios, de sanidad y abandono por parte de quienes explotan el comercio y que deben tomar conciencia que tienen al cuidado a muchas personas. Hay problemas eléctricos, inconvenientes en las salidas de emergencia, tiene una cocina clandestina separada y ubicada en una propiedad frente al geriátrico, además de no contar con la habilitación comercial desde el año 2007", enumeró Campillay.
"Por razones humanitarias no se puede cerrar el lugar. Hablamos con el asesor letrado, Miguel Criado Arrieta y el juez de Faltas N° 1, Daniel Escolar, por lo cual mediante escribano tomamos nota de cada interno del geriátrico y sus responsables. Notificamos a estos últimos indicando que al tratarse de una actividad particular, deben retirar a los adultos mayores, en un plazo prudencial de algunos días, para proceder a la clausura y el propietario pueda reparar el lugar", insistió el funcionario.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico