La Neurología infantil es una demanda en emergencia en la ciudad

Dos especialistas llegan mensualmente a la ciudad mediante Fundación Crecer, sin embargo no se alcanza a cubrir la demanda, actualmente se informó que los turnos correspondientes al mes de febrero ya se encuentran agotados.

Las consultas que derivan en la necesidad de contar con neurólogos son variadas: desde cefaleas, fracaso escolar, déficit de atención o problemas de conducta, epilepsias refractarias, Síndrome de West, ACVs (accidentes cerebro vasculares) tumores o encefalitis. Hay coincidencia entre los profesionales en que los últimos años la demanda ha crecido, y que en parte eso se debe a nuevos hábitos.

"Siempre me acuerdo el día que salí a la sala de espera y había un papá con la nena sentados con una tomografía en la mano. De curiosa agarro la tomografía y la miro: tenía un terrible accidente cerebro vascular (ACV)... Ella ahí sentadita, esperando que la atendiera", rememora la dra. Mónica Ferrea, especialista en Neurología Pediátrica que llega desde el Instituto Fleni en la Capital todos los meses, desde hace ya trece años, para atender pacientes de la ciudad y la región a través de una iniciativa de Fundación Crecer. "No me daban las manos para llamar al Hospital para pedir la internación y la derivación. Viajó esa noche al Hospital Italiano en Buenos Aires", concluye. El caso es solo un ejemplo de una situación que podría haber derivado en una tragedia.

Ferrea, junto a la dra. Alejandra Dericco, integran el equipo neurológico infantil del Programa Consultorio de Especialidades Pediátricas, que brinda Fundación Crecer con el apoyo de Hotel Austral, OSDE, Tecpetrol y ocasionalmente Swiss Medical. La cantidad de consultas es cada vez mayor, y este último año se incrementó aún más la demanda porque la neuróloga de Comodoro se jubiló y un neurólogo que atendía en Caleta (Olivia, Santa Cruz) dejó de ir.

"Solo en el 2016 se realizaron 2.035 consultas con los cinco especialistas que trae Crecer", comentó Mariana Méndez, presidente de la Fundación. Actualmente, aunque se cuenta con el apoyo económico de socios solidarios, la demanda a cubrir es muy pesada, y el problema es de toda la comunidad. "Crecer debió hacerse cargo de 35 pasajes el pasado año. Y si bien valoramos mucho el compromiso de quienes nos acompañan, tenemos claro que la problemática de la discapacidad es de todos, no de una institución", reclamó la presidenta.

No obstante, Crecer tiene en agenda este año traer un especialista más para este programa: "Sabemos que es mucho dinero y esfuerzo el que se ahorra en derivaciones, tanto obras sociales como familias, que no tienen que someterse al stress de trasladarse a otra ciudad", por eso desde la institución convocan a la comunidad a tomar un rol activo frente a la problemática, y a acercarse con ideas y/o recursos: "Estamos convencidos de que la única forma de trabajar es a puertas abiertas, educando y concientizando sobre la dimensión de esta problemática, que es de todos nosotros y requiere del compromiso y el aporte de todos para construir soluciones, cada uno desde donde pueda".

EL CAMINO A UNA SOLUCIÓN : LA LLEGADA DE RECURSOS Y LA FORMACION

Todos los profesionales consultados coincidieron en que existen soluciones factibles para paliar esta situación de emergencia, si se aúnan esfuerzos. Ferrea lo ve factible "consiguiendo mayores recursos humanos en la ciudad que cuenten con la infraestructura como para poder estudiar correctamente a sus pacientes, mientras que el Estado y las obras sociales apoyen el trabajo de la Fundación para facilitar nuestra venida y ver la manera de realizar mayor cantidad de capacitaciones a los profesionales de la zona". Y por esto último apuesta el pediatra local: "Formar a pediatras especializados en Neurodesarrollo para poder filtrar a los pacientes y no sobre exigir a las Especialistas que nos visitan en la Fundación. De esta manera se descomprimiría la demanda. Además, sería excelente que otras entidades imiten el gesto de la Fundación Crecer, hasta que podamos contar con especialistas locales", explicó el pediatra Miguel Capparelli esperanzado.

LA EXPOSICION TEMPRANA A LAS PANTALLAS Y SUS CONSECUENCIAS

Miguel Capparelli, reconocido pediatra de nuestra ciudad, realizó un panorama sobre el incremento de la demanda en Neurología y consideró que en alguna medida está vinculado a nuestro estilo de vida: "por diversos motivos se está pensando que la exposición temprana a las pantallas (Televisores, Tablets, Celulares, etc.), entre otras cosas, podrían estar vinculados al aumento de estos trastornos, llámese TEA o TGD, ADD, algunas formas especiales de Epilepsia, entre ellas". Y recomienda fuertemente que "los niños no deberían ser expuestos ante las pantallas hasta los 2 años de edad".

MIGUEL.jpg


Sumado a esto resalta que las familias tienen un mayor acceso a la información por lo que la demanda espontánea y la derivación profesional se incrementa en el área de Neurología Infantil.

Con respecto a la falta de especialistas locales, "Desde hace un tiempo la Sociedad de Pediatría viene alertando sobre esta problemática", puntualiza Capparelli. "En la ciudad tenemos pocas sub-especialidades en el área pediátrica (cirugía Infantil, NeumonologÍa, diagnóstico por imágenes y Gastroenterología) , el resto no hay y en más de una oportunidad nos vemos obligados a derivar a los grandes centros, a pacientes que podrían ser resueltos en nuestra ciudad en caso de contar con los especialistas y la infraestructura necesaria para realizar estudios diagnósticos".

Por colaboración y consultas para contactar a Fundación Crecer debe llamar al 4467402/4067, acercarse a H. Yrigoyen 846 o escribir un mail a info@crecerfundacion.org.ar

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico