La niña rescatada en "La Saladita" es comodorense e investigan a su familia

El hombre y la mujer detenidos el domingo por la Policía Federal en el marco de un operativo por presunta trata de personas en la modalidad de servidumbre laboral concurrieron ayer a los tribunales federales.
La juez Eva Parcio les tomó declaración indagatoria por su participación en el delito investigado. La menor fue rescatada por el personal de la Brigada de Investigaciones de esa fuerza en momentos en que atendía un puesto de la denominada feria "La Saladita", donde ofrecía elementos de limpieza y prendas de vestir.
A pesar de que la pareja brindó testimonio, la juez federal decidió que ambos seguirán con prisión preventiva por 10 días hábiles, en cuyo interín analizará si corresponde o no el procesamiento. Hasta el momento los extranjeros están acusados por el delito de presunta trata de personas.
Si bien existe secreto de sumario, El Patagónico pudo conocer que la víctima nació en esta ciudad y posee familia, aunque no vivía con ellos. En uno de los allanamientos realizados el domingo al mediodía en el sector de la feria "La Saladita", los detectives federales constataron que la menor se domiciliaba en una habitación de la calle Código 890 y 891 de la extensión del barrio Moure, propiedad de los sospechosos. Allí tenía asignado un cuarto en deplorables condiciones.
Según la investigación, esa habitación está construida con maderas y chapas precarias, residiendo además otras personas mayores de edad. Todos los derechos de la menor estaban vulnerados y por ello actuó la justicia, que la puso a resguardo con un equipo interdisciplinario de la Dirección Provincial de Lucha contra la Trata y Tráfico de Personas.
Ahora la magistrada indaga en el seno familiar de la menor para conocer si sus padres facilitaron a su propia hija para la explotación laboral. También se busca establecer por qué residía en la vivienda de la familia boliviana y era llevada a trabajar al comercio que funciona sobre la calle Dabrowski, casi Federicci, así como en el puesto callejero de la mencionada feria.
Parcio además analiza las distintas pruebas recolectadas durante los tres procedimientos para determinar si se configuran en el delito investigado. La pareja seguirá alojada en la dependencia de la delegación local de la Policía Federal.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico