La nueva deuda le costó a cada argentino $4.000 durante 2016

El monto es inferior al de la deuda que se tomó a nivel nacional, que asciende a $19.640 por habitante. Así lo afirma un informe elaborado por la consultora E&M Patagonia con datos de la Jefatura de Gabinete de la Nación.

El festival de emisiones 2016, a partir del regreso al mercado internacional, permitió a los distritos cubrir tanto gastos corrientes como financiamiento de obra pública.
La deuda emitida por las provincias en el último año, a partir del regreso de los distritos al mercado internacional, representó un promedio de casi $4.000 por habitante en 2016.
El monto es inferior al de la deuda que se tomó a nivel nacional, que asciende a $19.640 por habitante, de acuerdo a un informe elaborado por la consultora E&M Patagonia con datos de Jefatura de Gabinete de la Nación.
Un trabajo anterior de la fundación Cippec, sobre datos del Mercado Valores, había arrojado que hasta octubre nueve jurisdicciones habían emitido deuda en moneda extranjera por U$S7.060 millones, en tanto que diez lo habían hecho en moneda nacional por un monto de $39.822 millones. Así, el stock total ha mostrado un crecimiento de 35%, incremento que se ve explicado en un 95%por el endeudamiento en dólares.
El nuevo estudio indica que el distrito que más deuda contrajo por habitante es Chubut, con $24.604, con un total del 10% de la deuda que tomó el resto de las provincias argentinas. Además, el 90% de esa deuda se contrajo en dólares garantizada por regalías petroleras, señala el informe.
El monto es seis veces más que el promedio provincial ($3.940) y más del triple respecto a la segunda provincia, Mendoza, con $7.617 por habitante. El podio lo completa, Salta que contrajo $4.737 per cápita.
El crecimiento de las deudas provinciales se debe al desequilibrio fiscal de los distritos, que se suma a la baja en la actividad económica, lo que ha llevado a que el gasto público aumentara más que los ingresos. En este sentido, es importante destacar la elevada proporción de los ítems corrientes, en especial en el rubro salarios, y la inflación que impacta directo en algunos rubros del gasto.
También se agregan medidas que llevaron a una menor recaudación, como la reducción de 5 puntos en los derechos de exportación de soja y sus derivados, el aumento del mínimo no imponible en el Impuesto a las Ganancias, el reintegro del IVA para sectores vulnerables y los mecanismos impositivos promocionales sancionados en la ley pyme.
Otro punto resaltado por Cippec es el mecanismo de anticipo de coparticipación que las provincias utilizan para obtener financiación. El ministerio de Hacienda y Finanzas ha intensificado la autorización de estos anticipos, que deben ser reintegrados dentro del mes de su otorgamiento.
Según Cippec, de acuerdo a estimaciones oficiales, el déficit fiscal consolidado provincial se incrementará de 0,9% del PBI en 2015 a 1,3% de este año, lo que sumado al déficit del sector público nacional (7% del PBI) configura un desequilibrio del 8,3% del producto.
El 65,2% de la deuda corresponde al sector público no financiero y al Banco Central; el 33% al sector privado no financiero y el 1,8% restante al sector financiero, agregó.

DEUDA NACIONAL
A paso lento pero ascendente, la deuda externa creció a U$S188.778 millones durante el tercer trimestre del año, lo que representa un aumento del 7,7% respecto del mismo período de 2015, cuando el endeudamiento era de U$S175.274 millones, informó el INDEC.
El organismo publicó los datos de la Balanza de Pagos y Estadísticas de la Deuda Externa que informa un crecimiento de U$S13.504 millones de dólares respecto de septiembre del 2016, y de U$S2.126 millones, comparado con junio último.
El INDEC aclaró que en este trimestre "se han incorporado los flujos de intereses devengados sobre la deuda que no había ingresado en los canjes de 2005 y 2010, y no habían sido incorporados desde el primer trimestre de 2005 hasta el primer trimestre de 2016".
El 65,2% de la deuda corresponde al sector público no financiero y al Banco Central; el 33% al sector privado no financiero y el 1,8% restante al sector financiero, agregó.
A su vez, el INDEC indicó que el déficit de cuenta corriente del país alcanzó los U$S2.970 millones entre julio y septiembre pasados, un 29% menos que en igual período del año pasado.
Esta baja en el déficit de la cuenta corriente estuvo impulsado por un superávit de U$S 2.015 millones de la balanza comercial, destacó el informe.
La cuenta corriente es la medición más amplia del comercio de un país con el resto del mundo, e incluye el intercambio de bienes y servicios y los flujos de inversión.
El déficit de U$S2.970 millones está "explicado por un saldo desfavorable de la balanza comercial de bienes y servicios, 204 millones de dólares, egresos netos de la cuenta rentas, 2.894 millones de dólares, e ingresos netos en la cuenta transferencias corrientes, 129 millones de dólares", señaló un informe del ente de estadísticas.
Agregó que las reservas internacionales del Banco Central al 30 de setiembre de 2016 alcanzaron 29.902 millones de dólares, disminuyendo 606 millones de dólares respecto del trimestre anterior.
En el segundo trimestre de este año la cuenta corriente fue deficitaria en 3.069 millones de dólares, mientras que en el primer trimestre resultó negativa en 4.681 millones de dólares.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico