La obra social Seros tiene seis pedidos de importación de aceite de cannabis

El Instituto de Seguridad Social y Seguros de Chubut tiene seis pedidos de importación de aceite de cannabis para pacientes de distintas patologías, quienes a partir de una ley que se aprobó a nivel provincial pueden acceder a este medicamento. Antes de la normativa, la importación del jarabe corría por cuenta de los propios pacientes y era sumamente complicada y costosa.

En Comodoro Rivadavia se registró, a través de la obra social estatal Seros, la primera entrega de aceite medicinal de cannabis en el país. Luego del caso de Carola Vera, la mamá de Micaela, la obra social recibió otros seis pedidos de pacientes que necesitan este jarabe.
El Gobierno del Chubut, a través del Instituto de Seguridad Social y Seguros (ISSyS), confirmó que los trámites para obtener importación del aceite de cannabis para pacientes de la provincia se está llevando sin ningún tipo de problemas.
En la actualidad existen seis pedidos de importación para obtener este jarabe y el trámite es posible luego de que se aprobó la ley provincial que regula el uso de este medicamento en Chubut. La norma determina las distintas formas de cobertura que se pueden brindar según la patología que presente el paciente afiliado a la obra social Seros
El presidente del ISSyS, Cristian Eguillor, manifestó: "el tema del aceite de cannabis, es algo que se viene hablando en todos lados, pero la provincia del Chubut fue una de las primeras en la cual se comenzó a utilizar este suplemento, aprobado inclusive por una ley provincial que regula su uso".
A nivel nacional, hay que recordar que esta semana una iniciativa a favor del uso medicinal del cannabis obtuvo media sanción en la Cámara de Diputados.
En el mismo sentido, el funcionario provincial expresó: "la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) es el único órgano de aplicación que está en calidad de lograr, dentro de sus facultades, la aprobación o no del ingreso de este aceite al país, y la ley provincial lo que hace es determinar las distintas formas de coberturas con que cuenta el paciente, afiliado a nuestra obra social".
Mientras, la directora de la obra social Seros, Mariela Manfredini, explicó: "la ANMAT es el organismo que rige la entrada al país del aceite de cannabis, según la patología que tiene el paciente, y esto debe quedar claro, porque no es para cualquier tipo de diagnóstico".
"Por eso es importante que cuando los médicos prescriben la patología, entren a la página de ANMAT y se interioricen sobre todo en qué situación se permite la entrada al país de este aceite y cuando no", enfatizó la funcionaria

EPILEPSIA REFRACTARIA

A su vez, Manfredini remarcó: "nosotros como obra social tenemos la cobertura por la patología que presenta el paciente, que es, según el ANMAT, por epilepsia refractaria, de la cual tenemos para el afiliado, un 70% de cobertura en medicación por epilepsia y además la mayoría de estas personas tiene discapacidad, lo cual su cobertura es de un 100%, lo que demuestra que la cobertura no va de la mano del principio activo".
Asimismo, la funcionaria aclaró: "el aceite de cannabis no es un medicamento sino un suplemento dietario, y en la actualidad estamos tramitando 6 pedidos de importación de este jarabe para pacientes de Chubut".
Además, la directora de Seros destacó: "otro de los datos importantes en esta tarea es el tiempo, dado que todos tenemos que actuar en forma sincronizada".
El trámite que debe seguirse, luego de la recepción del pedido del médico, incluye la revisión por parte del auditor, el posterior pedido a los despachantes de aduana "y una vez que se obtiene esto, el afiliado, tiene que hacer completar debidamente por su médico prescriptor la documentación que nos pide la ANMAT para que el mismo sea autorizado", graficó.
Luego de todo ese proceso, el suplemento llega a la provincia y al paciente en un plazo que va de los 20 a 30 días.

UN COSTO DE 600 DOLARES

Manfredini, contó que "el jarabe de cannabis viene de 100 mililitros conteniendo distintas concentraciones, el cual mediante la importación, nos está costando aproximadamente 600 dólares, siendo un costo muy elevado".
"Para ello comenzamos con las tratativas para ver si ANMAT nos permite realizar las compras con una tarjeta de crédito, vía internet, dado que el valor está rondando los 200 dólares y es un valor inferior al que estamos manejando en la actualidad", contrastó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico