La oposición cuestiona que las políticas de seguridad no pueden salir por decreto

"Aprobar por decreto el derribo de aviones es un enorme error institucional que puede tener consecuencias irreversibles, y mucho peor sin debate", consideró la diputada nacional por Progresistas, Margarita Stolbizer. En cambio, la ministro de Seguridad Patricia Bullrich defendió el decreto anunciado el martes. Anticipó que se enviará un proyecto de ley al Congreso para la "defensa del espacio aéreo" y dijo que se entrará a los barrios "donde el narcotráfico es dueño y señor".

Dirigentes opositores de distintos espacios políticos criticaron ayer diversos aspectos de la "Emergencia en Seguridad pública" declarada el martes por el Gobierno nacional, mientras que diferentes funcionarios realizaron aclaraciones sobre su alcance y utilidad y anunciaron que enviarán al Congreso un paquete de proyectos de ley en esa materia.
El decreto firmado por el presidente Mauricio Macri incluye como uno de sus aspectos destacados la ley de derribo de aviones que fue utilizada en Argentina sólo en dos situaciones puntuales en el marco de cumbres de presidentes y tiene vigencia en algunos países de América Latina desde hace unos años.
La decisión fue comunicada oficialmente el martes a través de un comunicado distribuido en la sala de periodistas de la Casa de Gobierno pero no fue publicada aún en el Boletín Oficial.
Desde el gobierno informaron que la medida "va en sintonía con las metas esenciales que estableció el presidente Mauricio Macri de luchar contra el narcotráfico y otro tipo de delitos graves".
El decreto dispone también el levantamiento del secreto militar de las reglas de Empeñamiento para la Defensa Aeroespacial que había sido establecido por el decreto 2415 del año 2014, determinando la aprobación de Reglas de Protección Aeroespacial, cuya autoridad de aplicación serán las Fuerzas Armadas, orientadas a identificar, advertir, intimidar y hacer uso de la fuerza (como último recurso) a vectores incursores en el espacio aéreo argentino.
La ministro de Seguridad Patricia Bullrich defendió el decreto anunciado, anticipó que se enviará un proyecto de ley al Congreso para la "defensa del espacio aéreo" y dijo que se entrará a los barrios "donde el narcotráfico es dueño y señor".
El secretario de Seguridad Eugenio Burzaco aseguró que "todos los países de la región" tienen algún tipo de norma de protección del espacio aéreo, y advirtió que el hecho de que la Argentina no lo tuviera hasta ahora era "una deuda pendiente".
Burzaco explicó que, de acuerdo al protocolo que establece la norma que el martes firmó el Presidente mediante decreto, "primero se intenta contactar al avión y que su tripulante justifique su actividad", y que "sólo en casos muy excepcionales se puede aplicar la instancia de derribo", ante un escenario que implique "una amenaza" para la población.
Mientras, Gerardo Millman, secretario del Consejo de Seguridad Interior, tras participar en Santa Fe de la reunión del Sistema Federal de Emergencias (Sifem), explicó que "no es un DNU, es un decreto simple, lo ha hecho dentro de las atribuciones que tiene el presidente de la Nación".
En ese sentido, indicó que "haciendo público este protocolo" se genera "un efecto de disuasión que nos va a llevar a que no tengamos que derribar a nadie sino que por el contrario, los que intrusan nuestro espacio aéreo van a saber cuáles son las consecuencias a las cuales atenerse".

POR DECRETO
Desde la oposición, la diputada nacional de Progresistas, Margarita Stolbizer, indicó que "las políticas de Estado en seguridad y lucha contra el narcotráfico no pueden salir por decreto sino deben ser por el consenso de las fuerzas políticas" y subrayó que "aprobar por decreto el derribo de aviones es un enorme error institucional que puede tener consecuencias irreversibles, y mucho peor sin debate".
El ex ministro de Defensa y actual diputado del Parlasur por el Frente para la Victoria (FpV), Agustín Rossi, cuestionó el mismo aspecto, ya que consideró que "se asemeja a instaurar la pena de muerte sin juicio previo", y puso en duda sus "efectos positivos" en la lucha contra el narcotráfico.
En la misma línea, se expresó el ex secretario de seguridad de la Nación y actual senador de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, quien sostuvo que la aplicación de ley de derribo en distintos países "no ha demostrado importantes avances (en términos de seguridad) y ha generado costos de vidas inocentes".
Sobre el tema también se manifestaron los dirigentes de Libres del Sur, Humberto Tumini, y el dirigente de Frente de Izquierda Nicolás del Caño, que cuestionaron la medida del gobierno nacional y reclamaron que la iniciativa se debata en el Congreso.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico