La oposición finalmente se uniría para aprobar la ley de emergencia laboral

En la sesión del miércoles se terminaría aprobando el dictamen elaborado por el Frente Renovador. Contempla la prohibición de despidos y la doble indemnización, tal como fue aprobado por el Senado, pero incluye además artículos de estímulo a las Pymes, al empleo joven y para mayores de 50 años. De ese modo, el proyecto retornaría a la Cámara alta.

La oposición de la Cámara de Diputados procurará nuevamente esta semana aprobar el proyecto de Ley de Emergencia Ocupacional, si finalmente convergen en la iniciativa el massismo y otros bloques que la semana pasada se negaron a participar del fallido intento encabezado por el Frente para la Victoria-PJ y por el Justicialismo.
Con el visto bueno del oficialista bloque Cambiemos para que se realice la sesión y se habilite el tratamiento con los dos tercios de los diputados presentes, finalmente el proyecto votado el 27 de abril por el Senado estará a consideración del plenario de Diputados.
El hecho de que la convocatoria sea realizada por la Presidencia de la Cámara, y en carácter de sesión ordinaria, fue clave para destrabar el tema, ya que el fracaso de la semana pasada se basó, fundamentalmente, en la negativa de muchos bloques opositores a aparecer encolumnados detrás de la iniciativa del FPV-PJ y su escindido bloque Justicialista.
En tanto el oficialismo, reticente a tratar este proyecto, logró incluir en el temario de la sesión otros de su interés, como el de Acceso a la Información Pública y el que establece el reintegro del IVA a los productos de la canasta familiar para los sectores más vulnerables.
En la sesión del miércoles estará en juego la suerte del proyecto de Emergencia Laboral, con sus cinco dictámenes surgidos del plenario de comisiones que concluyó la semana pasada: el del FPV-PJ-Justicialismo; el de Cambiemos; el del massismo; el de la Izquierda y el del Socialismo.
De acuerdo a estimaciones de fuentes parlamentarias, en la sesión se terminaría aprobando el dictamen elaborado por el Frente Renovador, más allá de ser el tercero en número de firmas y, consecuentemente, el tercero que se pondrá en votación.
Ese texto contempla la prohibición de despidos y la doble indemnización, tal como fue aprobado por el Senado, pero incluye además artículos de estímulo a las Pymes, al empleo joven y para mayores de 50 años; por lo que el proyecto retornaría a la Cámara alta.
Para llegar a esa instancia, la Cámara rechazaría en primera instancia (por ser el que reunió mas firmas) el dictamen del Frente para la Victoria PJ y del Justicialismo, que aconseja la sanción sin modificaciones del texto enviado por el Senado.
En la votación, la negativa de Cambiemos y del Frente Renovador-UNA se impondría a los votos de quienes hace cuatro días convocaron a la sesión que fracasó.
El segundo dictamen que se pondrá a consideración y que tampoco reuniría los votos necesarios para ser aprobado es el del oficialismo, que plantea el rechazo a la prohibición de despidos y a la doble indemnización y que, en cambio, propone beneficios a las Pymes y herramientas para la generación de empleo joven.
En este caso, sólo contaría con los votos de Cambiemos, que serían menos que los de todo el arco opositor, incluyendo al Frente Renovador.
Así, se llegaría a la votación del tercer dictamen, el del Frente Renovador, que sumaría los respaldos propios, los del Justicialismo y los del Frente para la Victoria-PJ, que finalmente irían tras la iniciativa de Massa.
En este caso el proyecto volvería al Senado, que deberá decidir si insiste con su sanción original o si avala los cambios realizados por la Cámara baja.
Previendo este escenario, el titular del bloque FPV-PJ, Héctor Recalde, ya programó para hoy una reunión con su par del Senado, Miguel Pichetto para fijar una estrategia en común.
Con el panorama que le de Pichetto, Recalde encarará la negociación con Sergio Massa; teniendo como dato a su favor que el FPV-PJ, impulsor del proyecto en la Cámara alta, consiguió el apoyo de 49 de sus 72 senadores.
Desde el oficialismo parlamentario, en tanto confían en el efecto que tenderá sobre los sindicatos la convocatoria realizada para el jueves al Consejo del Salario; en la incidencia de un posible anuncio de modificación del Impuesto a las Ganancias y en las reuniones de trabajo con algunos gobernadores.
Si ninguna de estas opciones termina de convencer a algunos diputados de no acompañar la ofensiva opositora, saben que el presidente Mauricio Macri vetara la ley, por lo que buscarán cerrar con prontitud el capítulo parlamentario.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico