La oposición venezolana denunció que el gobierno abandonó el diálogo político

El Gobierno y los dirigentes opositores iniciaron el 30 de octubre un diálogo destinado a buscar una solución para la grave crisis política, institucional, económica y humanitaria que desde hace años sufre Venezuela.

La oposición en Venezuela denunció ayer que el gobierno "congeló el proceso de diálogo" entre ambos sectores al no asistir el martes a dos reuniones programadas y advirtió que abandonará las negociaciones si el oficialismo "no cumple los compromisos" ya acordados.
El gobierno no hizo comentarios al respecto, pero la situación quedó en evidencia con reuniones de urgencia que los facilitadores del proceso mantuvieron por separado con representantes del oficialismo y la oposición.
"Puedo confirmar que el gobierno, de manera irresponsable, congeló el proceso de diálogo al dejar de asistir a dos reuniones de la comisiones técnicas convocadas para anoche", afirmó el secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Jesús "Chúo" Torrealba.
"Si el gobierno no cumple los acuerdos hablados en la mesa, la MUD va a revisar los términos de su participación en ese espacio, porque esa no es una mesa para declamar acuerdos sino para concretarlos y cumplirlos", y "el gobierno no ha cumplido", subrayó Torrealba en su programa de radio.
En tanto, el ex candidato presidencial opositor Henrique Capriles aseguró a periodistas que recibió la confirmación de que el gobierno resolvió abandonar el diálogo de parte de los ex presidentes que actúan como facilitadores de las conversaciones, aunque admitió que no había hablado con ellos, según la agencia EFE.
Capriles coincidió con Torrealba en que el oficialismo "no ha cumplido con lo que se comprometió", según el acta surgida de la última sesión de las conversaciones, y advirtió que "si el diálogo no lleva a un proceso electoral, es inútil".
Asimismo, Capriles puso en duda su asistencia a la tercera reunión del diálogo político, programada para el 6 de diciembre próximo: "Si asisto, iré en otro tono, porque Venezuela se sigue destruyendo y la gente espera un cambio", dijo.
Luego de las declaraciones de Torrealba y Capriles se supo que el ex presidente español José Luis Rodríguez Zapatero, uno de los facilitadores del diálogo, se reunió ayer por separado con representantes del gobierno y la oposición.
Por un lado, conversó con Maduro y la canciller, Delcy Rodríguez, en el palacio presidencial de Miraflores, y por otro, se encontró con Torrealba, los también dirigentes opositores Julio Borges y Luis Moreno, y el nuncio apostólico en Caracas, monseñor Aldo Giordano.
Capriles reveló que un grupo de dirigentes de la MUD se entrevistó también con el subsecretario de Asuntos Políticos del Departamento de Estado de Estados Unidos, Thomas Shannon, quien está en Caracas sin que se haya anunciado la visita ni sus motivos.
El oficialismo y la oposición iniciaron el 30 de octubre pasado un diálogo destinado a buscar una solución para la grave crisis política, institucional, económica y humanitaria que desde hace años sufre Venezuela.
El diálogo, impulsado desde principios de año por la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) con el concurso de Rodríguez Zapatero y los ex presidentes panameño Martín Torrijos y dominicano Leonel Fernández, fue posible sólo cuando, a pedido de la MUD, el Vaticano aceptó formar parte del grupo de "acompañantes".
Maduro sostuvo el domingo, en su programa de radio y televisión, que la MUD "ha tenido problemas para cumplir con los acuerdos firmados" porque "hay muchas divisiones dentro de la oposición".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico