"La oración, la caridad y el ayuno nos curan del pecado", afirmó Francisco

En su homilía, el Papa detalló que "Cristo sabe que somos frágiles y pecadores, conoce la debilidad de nuestro corazón; lo ve herido y sabe cuánta necesidad tenemos de perdón y de sentirnos amados para realizar el bien".

El papa Francisco aseguró ayer que "el tiempo cuaresmal es un tiempo para alejarse de la falsedad, de la mundaneidad y de la indiferencia", y aseveró que "la oración, la caridad y el ayuno nos curan del pecado", durante la celebración Eucarística al inicio de la Cuaresma.
"El Evangelio que abre la Cuaresma nos invita a ser protagonistas, abrazando tres remedios o medicinas que nos curan del pecado: La oración, la caridad y el ayuno", aseguró el pontífice en la Basílica de San Pedro.
El papa presidió ayer por la tarde la santa misa con el rito de la imposición de las Cenizas y el envío de los Misioneros de la Misericordia, el cuerpo de religiosos elegidos por el propio pontífice para que en el Año Santo den el perdón de los pecados reservados a la Santa Sede, a quienes les encomendó "ayudar a hombres y mujeres a abrir sus corazones".
Además, fue la última celebración que contó con las reliquias de los frailes capuchinos San Pío y San Leopoldo, que fueron veneradas por miles de fieles desde el pasado viernes y que hoy comenzarán el retorno a la región de Puglia.
En su homilía, el Papa detalló que "Cristo sabe que somos frágiles y pecadores, conoce la debilidad de nuestro corazón; lo ve herido y sabe cuánta necesidad tenemos de perdón y de sentirnos amados para realizar el bien".
"Cristo ha vencido el pecado y nos levanta de las miserias si confiamos en El. Depende de nosotros reconocernos como necesitados de misericordia y este es el primer paso del camino del cristiano", destacó durante la celebración que marca el inicio de la cuaresma antes de la Pascua.
Antes de concluir su homilía, Francisco invitó a vivir este tiempo cuaresmal como un auténtico tiempo para alejarse de la "falsedad, de la mundaneidad y de la indiferencia".
Es el tiempo "de limpiar el corazón y la vida para redescubrir la identidad cristiana, es decir, el amor que sirve y no el egoísmo que se sirve", dijo.

LA IGLESIA EN LAS REDES SOCIALES
El papa Francisco abrió el miércoles de ceniza la Cuaresma con el primer mensaje de la iniciativa "KeepLent" del Servicio para la pastoral juvenil de Pompeya.
"Cuando hacemos alguna obra de bien, solemos tentarnos con ser premiados y tener una recompensa: la gloria humana. Pero se trata de una recompensa falsa porque se proyecta sobre aquello que los otros piensan en nosotros", dice el Sumo Pontífice en italiano en el audiomensaje.
"Jesús pide hacer el bien porque es bien", agrega el Obispo de Roma en el texto difundido este miércoles por la Santa Sede, antes de desear "buena cuaresma y que la Virgen de Pompeya los acompañe".
Los mensajes que irán enviando obispos, sacerdotes y diversos religiosos serán diarios y se distribuirán a través de la cuenta @PGPompei de la aplicación telefónica a las 7:30 de Italia (3:30 hora de Argentina).
En enero, Francisco inició también una serie de videos por internet con los que difundirá la intención de oración de cada mes.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico