La organizadora de la fiesta erótica negó que se tratara de "una orgía"

La mujer que organizó la fiesta erótica que promocionaba la presencia del "Negro de WhatsApp" salió a defenderse de quiénes cuestionaron su realización. "Hay estructuras de falsa moral y falsa ética, prefiero que mi marido vea una mujer haciendo una danza erótica que vaya a un VIP. A medida que pueda, lo voy a seguir haciendo", aseguró.

El Patagónico informó que durante la madrugada del domingo el área municipal de Habilitaciones Comerciales había clausurado una fiesta erótica en donde se prometía la presencia del "Negro de WhatsApp", entre otros espectáculos. Desde la comuna se argumentó que el recinto había quedado clausurado por falta de habilitación comercial para realizar la fiesta, así como por la venta de alcohol y la falta de higiene. Incluso el funcionario Daniel Campillay había detallado que se encontraron preservativos usados en el lugar.
Durante la tarde de ayer, la organizadora de la fiesta bajo el seudónimo de "Grey" se defendió de las acusaciones y cuestionamientos. "Si bien los títulos son fuertes como ´fiesta erótica´ y esas cosas la Municipalidad las tomó como algo obscenidad pornográfica, no hubo intenciones de evadir impuestos, no fui asesorada eso es lo que pasó, alquilamos el local (del CIRSE) con toda la confianza de que iba a estar todo bien", afirmó en diálogo con Radio del Mar.
La mujer que se dedica también a la venta de juguetes sexuales aclaró respecto a la fiesta: "era privada para algunos pocos, se pedía DNI porque era para mayores de edad, iban muchos matrimonios, vino gente de Las Heras a participar de la fiesta, fue una indignación para la gente (que se haya clausurado)".
Grey detalló que a través de las fiestas eróticas que organiza no quiere lucrar, que quiere hacer algo distinto a lo que pasa en la ciudad. "Habíamos convocado a un cantante, bailarines que iban a hacer danzas eróticas, habíamos convocado al ´Negro de WhatsApp´ que no sabemos si estuvo o va a estar, lo dejo en suspenso para los curiosos. La idea es no parar, vamos a seguir haciendo eventos. Hay mucha gente que me conoce, no hice nada malo no lo hice con la intención de lucrar, porque todo el dinero fue a parar a esa fiesta", afirmó.
La mujer además desmintió la presencia de un "cuartito" para mantener relaciones sexuales y agregó: "no era tampoco una orgía, era algo erótico. Hay una estructura de falsa moral y falsa ética en la sociedad, porque yo prefiero que mi marido vaya a una fiesta y vea a una mujer bailando eróticamente a que vaya a un VIP (departamentos privados donde se ejerce el comercio sexual)".
Luego le dejó un mensaje al subsecretario de Fiscalización, Daniel Campillay, quien llegó con su personal a clausurar la fiesta. "No tenemos turismo, no tenemos nada, la ciudad se está cayendo a pedazos y hay gente que quería venir de Viedma. A Campillay le pido que lo piense, porque puede ser una buena opción para el turismo, con toda la buena onda le mando un beso", sostuvo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico