La pareja detenida por robo en el Pueyrredón llevaba balas de grueso calibre en el vehículo

El jueves a las 23:55 un joven que a fines del año pasado fue detenido por amenazar a un testigo, fue sorprendido junto a una mujer en Belcastro y Berardi del barrio Pueyrredón intentando robar una vivienda. La Policía ayer secuestró cartuchos calibre 38 en el interior del vehículo en una requisa que se realizó con orden judicial. Los dos detenidos recuperaron la libertad luego de la apertura de la investigación y el control de detención.

El jueves a las 23:55, personal de la Seccional Tercera recibió un llamado de alerta sobre un automóvil Chevrolet Astra oscuro que se movilizaba de manera sospechosa en las calles del barrio Pueyrredón. El llamado del vecino había alertado que el vehículo se encontraba en Belcastro al 3.000, casi Berardi. Hasta allí llegó la Policía que constató que un hombre y una mujer intentaban ingresar por la fuerza a una vivienda.
Según informaron desde la Seccional Tercera, los sospechosos alcanzaron a romper una reja y una ventana y cuando llegó la Policía un cómplice alcanzó a escapar por los techos. Los detenidos en el lugar fueron identificados como Bruno Javier Flores (19) y Ayelen Nélida Villanueva (19).
En el Chevrolet Astra la Policía al cierre de esta edición con una orden de requisa secuestraba cartuchos calibre 38, mientras buscaba armas de fuego en el vehículo.
Ayer se supo que a fines de noviembre del año pasado Flores había sido detenido por amenazar a un testigo y víctima de un intento de homicidio que tuvo como protagonista a Axel Nieves. Este sujeto pertenece al grupo de pertenencia de la conflictiva familia que se caracterizó en los últimos años por protagonizar numerosos delitos, el menos grave de los cuales es la usurpación de viviendas.
El año pasado, Flores fue detenido junto a un menor de 14 años de nacionalidad dominicana que por entonces estaba alojado en la Casa del Niño con una "tumbera". Habrían intentado "apretar" a Jonathan Sierra para que cambiara su versión. A Sierra lo había baleado Nieves el domingo 16 de octubre cuando caminaba con otro joven.
Por esas amenazas coactivas agravadas por el uso de arma de fuego y participación de un menor de edad en calidad de autor, el funcionario fiscal Cristian Olazabal había solicitado la prisión preventiva del sospechoso por un mes.
En su resolución, en aquella oportunidad la juez Gladys Olavarría hizo lugar a la petición fiscal y decretó la prisión preventiva de Flores. Además, otorgó dos meses para concluir con la investigación.
Flores ayer compareció nuevamente a los estrados judiciales, esta vez acompañado de Ayelén Villanueva. Fue imputado por robo en grado de tentativa y la causa fue formalizada por el juez Martín Cosmaro que decretó su libertad, más allá de que quedó sujeto a proceso.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico