La pareja de Nilda confesó el crimen y marcharon para pedir justicia

En Ushuaia, Río Grande y Tolhuin se llevaron a cabo ayer marchas bajo la consigna "Ni una Menos" y "Vivas nos queremos"; luego de que se encontrara el cuerpo descuartizado de Nilda Núñez, que estaba desaparecida desde el 20 de junio. Su pareja está detenida desde ayer.

En las tres ciudades de la provincia hubo manifestaciones ayer, luego de que se conociera el asesinato de Mabel Nuñez, 26 años, embarazada de cinco meses y madre de dos hijos de 1 y 5 años.

Su cuerpo fue hallado descuartizado ayer en la localidad de Tolhuin, crimen por el cual se encuentra detenido Aldo Javier Nuñez, su pareja, quien confesó el hecho ante las autoridades policiales.

Diferentes organizaciones de lucha contra la violencia de género, defensoras de los Derechos Humanos, gremios y sectores políticos participaron de las manifestaciones que fueron convocadas a través de las redes sociales, según indicó el portal Red23noticias.

Para la policía el caso se encuentra esclarecido; aunque el único detenido, Aldo Javier Núñez de 33 años, todavía debe declarar en los tribunales mañana.

Nilda estaba desaparecida el 20 de junio pasado, recién ayer la justicia ordenó allanar la vivienda de su pareja, donde se encontraba el hombre junto a los dos hijos de la mujer, y debajo de la cama de los niños se detectó parte de una pierna de la víctima.

Tras el hallazgo, personal policial realizó un rastrillaje que permitió encontrar el resto del cuerpo, el cual estaba en un descampado cercano al barrio Los Naranjos, dentro de una valija.

SU PAREJA CONFESO EL CRIMEN

El imputado confesó ante la Policía que mató a su mujer y dijo que la pierna hallada en el domicilio no entró en la valija, por eso la seccionó. El cuerpo de Nilda Núñez presentaba numerosos cortes y fueron seccionadas las restantes extremidades, además de huesos que fueron fracturados, a fin de que pudiera entrar dentro de la valija.

Ya en septiembre la mujer había denunciado un episodio de violencia, situación por la cual pesaba en su contra una prohibición de acercamiento. La medida judicial había sido levantada luego, a partir de un informe de la propia víctima quien señaló que su pareja se había "resocializado" después de comenzar a concurrir a una iglesia, permitiendo a Nuñez volver a tomar contacto con la mujer.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico