La pasta no engorda, afirmaron científicos italianos

Un estudio realizado a 23 mil personas del país europeo reveló que eliminar este plato tradicional de la dieta no ayuda a bajar de peso. Cuáles son los beneficios de consumir 50 gramos diarios.

Amantes de los carbohidratos, hay un motivo por el que vale la pena celebrar: un nuevo estudio realizado en Italia sugirió que aquellas personas que comen pasta en forma habitual no engordan. Todo lo contrario. La periodicidad de ingerir estos platos harían que los seres humanos tengan un menor índice de masa corporal, con respecto al grupo que eligen no probar ni una porción de fideos.

Miembros del Instituto de la Investigación, Hospitalización y Cuidado de la Salud Neuromed en Pozzilli, Italia, observaron los hábitos alimentarios de más de 23 mil italianos. Obtuvieron datos sorprendentes, los cuales demostraron que el consumo moderado de pasta -unos 50 gramos diarios- se asocia con un menor perímetro de cintura y una reducción del riesgo de padecer obesidad.

En la dieta de los argentinos, la tradición gastronómica está directamente asociada al consumo de carne bovina. Sin embargo, las pastas se suben al podio -al igual que el pollo- para acompañar al alimento clásico que se impone en la mesa diaria. El último informe de la Organización Internacional de Pasta (IOP) aseguró que Argentina es el sexto país con más consumo a nivel mundial: 9 kilogramos al año por persona.

"Excluir las pastas por completo de la alimentación es un error. Sucede que -popularmente- se considera inadecuado el consumo de este plato a la hora de perder peso. Esta investigación es la clara demostración de que esta idea es incorrecta", señaló Licia Iacoviello, jefa del Laboratorio que realizó el informe.

El ranking de la IOP está liderado por los italianos con casi 25 kilos anuales. El mismo reveló que Argentina es el segundo mayor productor de pastas en la región (detrás de Brasil).

Mónica Katz, médica especialista en nutrición, le dijo a Infobae que "el mito que elimina las pastas de un plan alimentario para perder peso posee varias explicaciones, la mayoría de las mismas alejadas de la ciencia". Además agregó que "las dietas ricas en carbohidratos precisamente tienen una densidad energética comparativamente menor que las elevadas en grasas".

pastas 3.jpg

George Pounis, autor del estudio, aseguró que "mediante el análisis de los datos antropométricos de los participantes y sus hábitos alimenticios hemos visto que el consumo de pasta, al contrario de lo que muchos piensan, no se asocia con un aumento en el peso corporal, más bien lo contrario. Nuestros datos expresa que aquel que disfrutar de la pasta -de acuerdo a las necesidades individuales- contribuye a un índice de masa corporal saludable, menor circunferencia de la cintura y una mejor relación cintura/cadera".

"Estamos hablando de un componente fundamental en la dieta italiana y mediterránea, y no hay razón para prescindir de ella", puntualizó Iacoviello. "La dieta mediterránea, con moderación y respetando la diversidad de todos sus elementos, es buena para la salud", remarcó.

Pero a no engañarse. La palabra clave de la investigación es la moderación. El exceso, como polo opuesto, sí puede ocasionar problemas en la dieta. Sin embargo, un pequeño plato de pastas, acompañado de vegetales y aceite de oliva, puede resultar saludable a futuro.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico