La policía deberá custodiar a la familia de Farías hasta que atrapen a Atay

Luego de que la hermana de la víctima cuestionara la escasa seguridad de su familia, hallando eco en la Multisectorial de Mujeres, la fiscal Mónica García solicitó que se disponga una custodia permanente para sus familiares hasta que se detenga a Horacio Atay.

La familia de Vanesa Farías (38), la mujer que fue asesinada por su ex pareja, Horacio Atay (42), en un ataque que aún es investigado por el Ministerio Público Fiscal, ya cuenta con protección policial las 24 horas.
La medida de custodia permanente deberá ser cumplida por personal policial, luego de que la hermana de la víctima, Mariela, requiriera mayor seguridad, teniendo en cuenta que Atay continúa prófugo desde hace 13 días y nada se sabe de su paradero.
Según se confirmó, el pedido inicialmente fue dirigido a la fiscal Mónica García, quien se halla al frente de la investigación, el mismo miércoles que se realizó la marcha en la que se pidió una ley de emergencia para que las víctimas de la violencia de género tengan más protección que la actual. Por eso se dispuso que se realicen rondines en los alrededores de la vivienda, para garantizar la seguridad de sus padres y también de sus hijos.
Sin embargo, esto no habría dejado conforme a Mariela Farías, por lo que el viernes habría reimpulsado un nuevo pedido; esta vez en la Procuración General.
Ayer la Multisectorial de Mujeres de Comodoro Rivadavia se hizo eco de este reclamo y cuestionó la falta de protección.
"La Justicia y la policía son responsables de prevenir y evitar nuevas situaciones de violencia. Ya es demasiado dolor por el que están pasando para tener que estar luchando por protección", señalaron a través de las redes sociales.
Al conocer este reclamo, la fiscal García solicitó una custodia permanente durante las 24 horas, hasta que se detenga al sospechoso. La medida se aplicó en forma inmediata, informaron fuentes oficiales. De esta forma, será el personal policial de la Seccional Segunda el que deberá ocuparse de la custodia.
El ataque de Farías se produjo el miércoles 23 de marzo en la calle Saavedra al 200, cuando en horas de la noche caminaba junto a su novio, Guillermo Cárcamo, y su hijo más chico, de 3 años, fruto de su relación con Atay, quien les cruzó un vehículo y tras neutralizar al novio la atacó a ella propiciándole profundos cortes a la altura del corazón, pulmones, brazos y rostro.
Las incisiones la dejaron gravemente herida, causándole la muerte dos días después en el área de Terapia Intensiva del Hospital Regional. Desde entonces pesa una orden de captura internacional sobre Atay, quien está señalado como su agresor y que antes había sido denunciado por la víctima por violencia de género.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico