La policía francesa evitó un "atentado inminente"

El arresto ayer de cuatro personas y requisa de "explosivos en curso de fabricación" en la periferia de Montpellier, en el sur de Francia, evitó "un atentado inminente en territorio francés", indicó el ministro del Interior, Bruno Le Roux.
En un comunicado, el funcionario detalló que la operación tuvo lugar tras dos semanas de investigaciones y permitió requisar a los arrestados "explosivos en curso de fabricación".
Los arrestos tuvieron lugar en Montpellier y en dos municipios de su periferia, Clapiers y Marseillan, indicó el ministro.
En particular, los agentes de la brigada antiterrorista encontraron 70 gramos de TATP, un potente explosivo muy inestable de fabricación casera, pero también un litro de acetona, otro de agua oxigenada y otro de ácido sulfúrico, material que puede servir para fabricar explosivos.
El TATP se usó en el reciente atentado yihadista de Bruselas, conocido también como "la madre de Satán".
Esos materiales fueron detectados en el apartamento que ocupaba uno de los detenidos, Thomas, de 21 años, que los investigadores consideran que era el terrorista suicida.
También detuvieron a su novia, de 16, con quien tenía previsto casarse antes de cometer el atentado, antes del cual ella pensaba viajar a Siria, donde tendría el estatus de viuda de un yihadista, relató la televisión "BFMTV", que agregó que la menor había grabado un vídeo en el que mostraba su obediencia al Estado Islámico (EI).
Los otros dos detenidos son un individuo de 33 años, fichado por su radicalización yihadista, con contactos en Siria y considerado el tutor de los anteriores, y otro de 26, cuyo papel no ha sido determinado.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico