La policía llegó mientras robaba y lo halló escondido en el baño del comercio

La Fiscalía de Sarmiento imputó por robo agravado a Mauro Leandro Jara, quien resultó detenido el domingo cuando la policía lo encontró escondido en el baño de un comercio al que ingresó junto a otro individuo que escapó. Una vez por semana el imputado tendrá que presentarse ante el jefe de la comisaría.

La audiencia contra Mauro Leandro Jara (27) se llevó a cabo en la Oficina Judicial de Sarmiento estuvo presidida por el juez penal, Alejandro Rosales. El Ministerio Público Fiscal fue representado por el funcionario Ezequiel Castro Albornoz, mientras que el imputado fue asistido por el abogado adjunto de la Defensa Pública, Gustavo Oyarzún.
En ese marco, el acusador público efectuó un relato del caso ocurrido el domingo 6 a las 9:30 en un local comercial ubicado sobre avenida San Martín, entre avenida Estrada y Pellegrini, de la ciudad de los lagos.
Los investigadores sostienen que en esa oportunidad Jara, junto a otro individuo que aún no fue identificado, ingresó al lugar tras romper una puerta que se encuentra al lateral del almacén.
Asimismo, se indicó que los autores sustrajeron unos 30.000 pesos, seis sándwiches de miga, 10 cajas de leche y 10 litros de jugo en botella.
Esta circunstancia fue corroborada por el propietario del local, quien al acudir a su comercio notó que la puerta lateral de madera se encontraba rota y sobre el piso había carne tirada, por lo que llamó a la policía y los efectivos procedieron a inspeccionar los ambientes del local. La sorpresa se la llevaron al llegar al baño, donde fue encontrado escondido Mauro Jara. Tenía en su mano un cuchillo de tamaño mediano y allí fue detenido.
En consecuencia el acusador le solicitó al juez que declarara legal la detención y que se formalizara la investigación, luego de lo cual pidió que se cautele el proceso con el dictado de medidas sustitutivas, lo cual fundó en la falta de arraigo y el comportamiento de Jara en otros procesos.
En este sentido, exigió que el imputado fije un domicilio y que se le imponga la obligación de presentarse en forma quincenal ante la Oficina Judicial.
Los fundamentos esgrimidos por Castro fueron la presencia del riesgo procesal de peligro de fuga, en atención a que el detenido informó dos domicilios al momento de ser detenido. En consecuencia, genera incertidumbre sobre su lugar de residencia.
Con respecto al comportamiento del imputado en otros procesos judiciales, señaló que fue declarado en rebeldía en dos causas tramitadas durante los años 2014 y 2015.
A su turno, Oyarzún informó que no se oponía a la apertura, pero consideró que no existían los riesgos procesales invocados por el funcionario de Fiscalía, por lo cual se opuso a la aplicación de medidas sustitutivas
Tras escuchar a las partes el juez resolvió declarar legal la detención. Tuvo por formalizada la investigación preparatoria de juicio contra Mauro Jara como presunto autor del delito de robo agravado por su comisión con efracción y dispuso la obligación de mantener el domicilio. También deberá presentarse todos los lunes 8 a 18 ante el jefe de Comisaría.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico