La policía quiso impedir manifestación de las Madres de Plaza de Mayo

Las Madres de Plaza de Mayo denunciaron que efectivos de la Policía Federal intentaron impedir que armen su puesto cerca de la Pirámide, como lo hacen todos los jueves para dar la tradicional ronda.

Tras la intervención del abogado de la asociación, los uniformados permitieron el ingreso a la plaza de la camioneta para montar el stand.
Como todos los jueves desde hace más de 38 años, las Madres de Plaza de Mayo se disponían a realizar su tradicional ronda en torno a la pirámide. Antes de realizar su ritual "las locas de la Plaza" instalan un pequeño puesto que las protege del sol y les permite sentarse y descansar.
Sin embargo, el día de ayer un polémico episodio se sucedió cuando intentaron instalar la carpa. Miembros de la Policía Federal apostados en la Plaza de Mayo intentaron impedir que lo armaran.
"Fueron momentos de tensión, nunca pasó en casi 40 años", dijeron integrantes de la prensa de las Madres. El hecho, finalmente se resolvió tras la llegada y la mediación del abogado de la entidad Juan Manuel Morente.
Hebe de Bonafini repudió en su discurso el accionar del Gobierno de Mauricio Macri y reivindicó la lucha "de todos los compañeros".
"Hace 39 años que pasan cosas, ningún jueves es ni parecido a otro. Este jueves estaba preparado para hablar de represión a los pibes del Alto en Bariloche, en La Pampa..., pero bueno, acá estamos", comenzó diciendo Hebe.
"El odio de clase que tiene este Gobierno es... se le sale por todos lados y no se lo banca", dijo Bonafini y consideró: "La desgarcia es que llegó la dictadura por medio de los votos".
A su tiempo, la titular de Madres advirtió: "Las Madres somos duras de domar", contó que "en una época De la Rúa nos cerró la plaza y compramos dos escaleras, y entramos a la plaza".
"Nadie nos va a sacar de la plaza, no vamos a permitir más golpes, ni tortura ni balas ni desaparición", advirtió, y fustigó: "No vamos a permitir que los policías traten mal a los pibes y después tienen el tupé de venir a pedir disculpas, ¡piden perdón!"
Hebe arengó a manera de resumen: "Ni olvido ni perdón, cien años de prisión", y recordó que Mauricio Macri "invitó a Obama para el 24 de marzo, no cualquier día, porque es un empleado".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico