La policía ya tiene pistas sobre el ladrón que apuñaló a una mujer en un locutorio

Una mujer fue apuñalada ayer a las 11 por un delincuente que la asaltó en un locutorio y multirrubro que funciona en Portugal 369. El asaltante le asestó una puñalada en un brazo y otra en el pecho. Según su hermano y los vecinos, la ambulancia tardó más de 50 minutos. La Brigada de Investigaciones ya cuenta con varias características del autor, quien perdió parte del botín en la huida. En una cámara se lo observa que se le caen los billetes en la vereda y una mujer que viene detrás los junta y guarda en sus bolsillos.

"Yo estaba en el Máximo Abásolo y llegué antes que la ambulancia. Tiene que haber un poco más de voluntad por parte de las ambulancias. Tienen que volver las cuadrículas", denunció ante El Patagónico, Jorge. Es el hermano de Stella Jaramillo, la mujer de 39 años que fue apuñalada ayer a las 11 en un asalto a un locutorio de Portugal 369.
"Entró a robar uno solo, le pidió la plata. Se resistió y le cortó la mano, el brazo, y tiene un corte en el pecho. Fue en el forcejeo", sostuvo. El hombre compungido por lo que le pasó a su hermana, comentó que hace seis meses alquilan el local comercial. Es el mismo locutorio en el mes de marzo de este año, un delincuente a cara descubierta irrumpió, amenazó con un revólver para llevarse cuatro mil pesos y una notebook.
"Ese locutorio está marcado", lamentó un vecino. Es que en ese comercio el 6 de noviembre 2010, el comerciante Sergio Aballar (39) recibió un disparo a la altura del abdomen y la bala calibre 22 le quedó alojada cerca de la columna vertebral.
Producto de la herida de bala Aballar está postrado en una silla de ruedas con diagnóstico de cuadriplejia, mientras que el acusado de ese asalto, Leonardo Tascón, fue condenado a una pena de 8 años de prisión y ya goza de salidas transitorias.

BILLETES EN EL PISO
Los gritos de la mujer herida se escucharon en toda la cuadra. Los primeros en salir fueron sus vecinos y desde la veterinaria Roca, llegaron con gasas y compresas para parar el sangrado.
Personal policial de la Seccional Tercera llegó al lugar y pidió ambulancia. Pero según los vecinos la misma tardó más de 50 minutos en llegar. Desde la policía coincidieron en que hubo demora en la asistencia médica.
La mujer permaneció sentada en la vereda del local asistida por los vecinos y los transeúntes.
El asaltante, según se pudo ver luego en una de las cámaras de seguridad de la cuadra, primero esperó escondido detrás de una camioneta de reparto que había estacionado en la calle frente a una rotisería.
Cuando vio oportuno el momento se introdujo al kiosco y asaltó a la mujer. Según escucharon los vecinos, el asaltante pedía una caja fuerte y se alzó con dinero de la recaudación que a esa hora era muy poco.
En los videos se lo observa escapar por la vereda de Portugal hacia Colonos Galeses. En la huida perdió parte de los billetes y una mujer que caminaba atrás los fue recogiendo y guardándoselos.
Al cierre de esta edición, la Brigada de Investigaciones tenía definidas varias características del autor del violento asalto. La víctima estaba fuera de peligro y debió ser suturada en el Hospital Regional.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico