La primera tormenta del año dejó sin energía a media ciudad y anegó calles

La tormenta de lluvia y rayos que se registró ayer pasadas las 18 en Comodoro Rivadavia azotó con dureza a los habitantes de los distintos barrios de la zona norte y sur. Las avenidas Constituyentes, Roca, Polonia, Lisandro de la Torre y Chile fueron las más afectadas, ya que se vieron tapadas de agua, barro y cloacas. Hubo un prolongado corte de energía en distintos sectores.

Casi dos horas de intensa llovizna fueron suficientes para provocar un caos en los diferentes canales evacuadores, cloacas desbordadas, calles anegadas y casas inundadas en Comodoro Rivadavia. A ello se sumó un extenso corte de energía que sacó de funcionamiento el sistema de semaforización y el posterior embotellamiento vehicular.
La festiva jornada de Año Nuevo arrancó con un caluroso día que invitó a muchas familias a disfrutar de las playas locales y de espacios al aire libre. Sin embargo, una inesperada tormenta eléctrica arruinó el humor de muchos habitantes que se vieron afectados por la acumulación de agua, y hasta con líquidos cloacales.
Pasadas las 18 los fuertes truenos que retumbaban entre el cerro y la costa anticiparon la llegada de las precipitaciones, hasta que comenzó a caer una aguda llovizna que se extendió por alrededor de una hora y media e hizo estragos en los distintos barrios de la ciudad, especialmente en la zona sur.
Al mismo tiempo los rayos mostraban una hermosa postal en el horizonte. No obstante, los canales evacuadores de las principales avenidas no funcionaron como debían y ocasionaron amplios desbordes de agua con barro y piedras que llegaron hasta las puertas de los domicilios particulares y comercios.
Los automovilistas que transitaban por Constituyentes, Roca y Polonia tuvieron que desviar los sentidos para no quedar atrapados en el medio de un río de agua, como ocurrió en un amplio sector del barrio Pueyrredón. Las calles internas de la zona de los bancos, como La Prensa y Francisco Behr, quedaron de cordón a cordón tapadas de agua de lluvia.
El mismo panorama se vivió a lo largo de la avenida Chile, donde el sector más comprometido fue el barrio Abel Amaya. Los ríos de barro y piedras descendían de las calles perpendiculares para conformar una laguna intransitable. Como consecuencia se cortaron distintas arterias para evitar la crecida de agua que penetraba a los domicilios
A la ineficiencia de los canales evacuadores se sumó la explosión de los conductos de cloacas que invadieron viviendas, por ejemplo en los barrios Juan XXIII y Moure. En ese contexto, las guardias de Defensa Civil y el área de Tránsito no dieron abasto para colaborar en las distintas emergencias.
Después de las 21 se sumaron las restantes dependencias municipales como Servicios Públicos para destapar los canales pluviales, así el agua comenzaba a circular por sus carriles de desagüe.
CORTE DE ENERGIA
Desde las 18:30 se registró un prolongado corte de energía en la zona céntricas y en los distintos barrios producto de la caída de rayos eléctricos, indicaron desde la Sociedad Cooperativa Popular Limitada (SCPL) a este diario. Ello provocó que la mayoría de los semáforos dejaran de funcionar.
Desde la SCPL informaron que "debido a la intensa tormenta eléctrica y fuertes lluvias, a partir de las 18:40, salieron de servicio de cuatro alimentadores de media tensión que afectaron sectores de los barrios Pueyrredón, Roca, Moure y Stella Maris, parte del Centro, Ceferino, 9 de Julio, 13 de Diciembre, Las Flores, Floresta, Loma, Isidro Quiroga y Juan XXIII". Después de las 20 comenzó a normalizarse el servicio.
Otro percance que afectó al centro fue la inundación de un sector de la avenida Ducós, en el denominado Paseo Costero. La acumulación de agua obligó a los inspectores a cortar un tramo de ese camino donde se encuentra el shopping y ese desvío ocasionó un gran embotellamiento donde los automovilistas se vieron obligados a circular en contramano.
Al cierre de esta edición, las distintas dependencias municipales trabajaban para habilitar calles, caminos y sobre todo los canales evacuadores. El tanto, Defensa Civil se encargó de asistir a las familias que más se vieron golpeadas por la primera tormenta del año.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico