La provincia de Chubut posee el titanosuario con el cerebro más primitivo del mundo

El hallazgo del ejemplar se produjo en el norte de Sarmiento, en 1998, gracias a un equipo del Laboratorio de Paleovertebrados de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco. La falta de equipamiento y la fragilidad de los restos determinaron que los estudios se retrasaran durante años. El espécimen es el titanosaurio con el cerebro más primitivo del mundo y fue denominado "Sarmientosaurus musacchioi" en honor al geólogo Eduardo Musacchio.

El equipo del Laboratorio de Paleovertebrados, que funciona en el Departamento de Biología General de la Facultad de Ciencias Naturales (FCN) de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco, descubrió en 1998 el cráneo de un titanosaurio en el norte de la localidad de Sarmiento.
El hallazgo se produjo gracias a un programa de búsqueda sistemática en los afloramientos de rocas cretácicas que tiene entre 91 y 96 millones de años. La fragilidad del material y el temor de perder algún rastro del registro histórico espécimen determinó que los investigadores sacaran la cabeza del ejemplar dentro de un bloque de 100 kilos de rocas, iniciando un lento pero fructífero proceso de investigación.
“Es la primera vez que se encuentra una cabeza en perfectas condiciones y cuando logramos sacarlo tardamos un año en limpiarlo completamente”, recordó el investigador, Rubén Darío Martínez al ser consultado por este gran descubrimiento.
Según explicó el geólogo los años pasaron y los especialistas comenzaron a enfocarse en el estudio del espécimen. “Yo tenía ganas de hacer un estudio tomográfico y fui a (Centro de Estudios Médicos) Penta y hable con el técnico Javier Vita. El tomó imágenes del cerebro, pero no tenían una buena resolución para que podamos estudiarlo correctamente”, rememoró Martínez.
"Estuvimos bastante tiempo sin saber que hacer al margen de que se adelantaban algunos estudios, porque el material no se puede mover, no puede salir de la provincia porque es un material muy frágil y único”, manifestó el investigador.

DEL HOSPITAL A ESTADOS UNIDOS
El estudio se demoró por la falta de equipos en esta ciudad. Sin embargo, como pudieron lentamente comenzaron a investigar sobre las vértebras cervicales -son pocas las que se han salvado- y así se averiguó que internamente son puro aire (se estima que el 80%), es decir que tenían el cuello muy normatizado.
La investigación continúo. Se determinó que el cerebro del animal había desaparecido, pero quedaron los nervios de su cavidad interna que les permitió a los investigadores reconstruir su sistema cerebral con un programa adecuado, tal como recuerda hoy Martínez.
"Un día voy a la Clínica del Valle y hablo con el doctor Javier Martínez, y él me dice que compraron un escáner muy potente y que el Hospital Regional poseía uno similar pero con menos potencia. Decidimos llevarlo al Regional y escanearlo reuniendo una gran cantidad de información que enviamos al profesional Lawrence Witmer. Gracias a su programa pudo reconstruir el cerebro del dinosaurio”, contó.
Este estudio permitió saber que el espécimen tenía características muy especiales; como por ejemplo ojos muy grandes, una gran capacidad auditiva que le permitía percibir sonidos de baja frecuencia y que era muy común que su cabeza se moviera de un lado al otro cuando caminaba, que lo distinguía de una manera muy particular.
"Lo que llama la atención es su capacidad auditiva que le permitía percibir a manadas de su misma especie o sentir venir depredadores a grandes distancias. Estas características lo hacían único”, explicó el investigador, que además pudo establecer que el titanosaurio pesaría cerca de 10 toneladas y su altura llegarías hasta los 5 metros.

DISTINCION INTERNACIONAL
El ejemplar fue denominado “Sarmientosaurus musacchioi” en honor al geólogo Eduardo Musacchio y el 26 de abril fue presentado en Estados Unidos.
Allí fue destacado como uno de los descubrimientos más importantes del año por la Sociedad de Paleontología de Vertebrados, ya que se considera que “es el titanosaurio con el cráneo más primitivo del mundo”.
Esto significó todo un reconocimiento para el equipo de investigación compuesto por Matthew Lamanna, Fernando Novas, Ryan Ridgely, Gabriel Casal y Marcelo Luna, en virtud que como dice Martínez, su hallazgo representa un gran antecedente para la ciencia. "Es el titanosaurio con el cráneo más primitivo del mundo y la investigación es tan detallada y tan precisa que los futuros trabajos tendrán que referirse a este espécimen sí o sí porque no hay algo igual”, sentenció.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico