La próxima semana comienzan a reparar las cámaras en Comodoro

Los equipos ubicados en el barrio San Cayetano en la zona sur de la ciudad, serán los primeros equipos reparados. Además, se instalarán nuevas cámaras de seguridad en barrio José Fuchs y Ciudadela, en la barriada de zona norte además se espera desalojar una vivienda que sirva a futuro de cuartel de policía.

Funcionarios de la policía del Chubut y el área de Seguridad de la provincia se reunieron con siete vecinalistas de la ciudad ara abordar temas vinculados a la inseguridad y las acciones que se deben tomar de manera inmediata para prevenir mayores actos de violencia. Carlos González el vecinalista de barrio José Fuchs señalo que los encuentros fueron positivos y se consiguió un compromiso de resolver el problema de las cámaras de seguridad para la primera semana de diciembre.

"La semana que vienen se reparan las cámaras en el barrio San Cayetano, un sector conflictivo donde pasaban muchas cosas, para el barrio Fichs también pedimos cámaras y mayor atención para Ciudadela donde se vive una situación especial", detalló el vecinalista. Además, recordó que el propio Jefe de Policía de la provincia Juan Luís Ale había dicho ante los vecinalistas en Comodoro sobre la reparación de cámaras: " Si esto no se cumple en diciembre, me tengo que ir porque sino quedo como un mentiroso, le quedan dos semanas", indico González.

ALARMA COMUNITARIA

Gabriela, vecina de Ciudadela quien también participó del encuentro en diálogo con Adolfo Morales explicó que la situación de violencia en su barrio es tan grande que se trabaja en la posibilidad de instalar "alarmas comunitarias". Para esta tarea solo cuentan con el aval de los vecinos. "La idea en principio es que todos estemos atentos para poder alertarnos".

La vecina además detalló que la banda que tiene en vilo al barrio es un grupo de chicos menores de edad. Y que se solicitó que sean desalojados de la casas que ocupan por parte del Instituto Provincial de la Vivienda.

Con el desalojo de esas viviendas, además advirtieron los vecinalistas en coincidencia que alguno de esos módulos podría pasar a ser un cuartel de policía. "Yo soy una madre sola con dos hijos y me canse de tenerlos encerrados y que no puedan disfrutar de un lindo día como hoy, me cansé hablé con ellos, me amenazaron con que iban a tirotear mi casa. Nosotros le dijimos que camine el barrio tranquilo, que nadie lo iba a denunciar en la policía nada, solo queremos estar tranquilos", lamentó la mujer.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico