"La Purincha" un proyecto familiar que enorgullece a toda una ciudad

El barco construido por Enrique Purins ya cuenta con la habilitación para navegar. Calculan que en tres semanas podrá estar nuevamente en el mar y brindar trabajo a varias personas. El proyecto comenzó a principios de 2000 y está cada vez cerca de hacerse realidad.

Hace más de 16 años, Enrique Purins comenzaba a soñar con la creación de un barco pesquero totalmente construido en Comodoro Rivadavia. Según Purins lo que buscaba era una nave que tuviera un sello propio y que además brindara trabajo a la comunidad.

Los años pasaron y las oportunidades no eran muchas. La crisis de 2001 fue un desaliento para muchos, pero no para la familia Purins que recuerda cómo desde la austeridad lograron salir a flote y poner en funcionamiento su sueño que para muchos resultaba un imposible.

"Yo le conté la idea al ingeniero Daniel Romano, pero él no estaba muy convencido. Pasaron dos años, nos volvimos a ver y preparó los planos. Cuando los trajo no lo podía creer. Enseguida comenzamos a comprar el acero y empezamos a coordinar los trabajos. Este barco no podría haberse hecho sin la posibilidad del 1 a 1 (un dólar igual a un peso) ya que se casi todos los productos son importados", señala Purins.

El acero fue colocado en el patio de su vivienda, ubicada en Teniente Jukic al 1348 de Kilómetro 8, donde también funciona su taller. La travesía marca que distintos soldadores aplicaron su impronta para armar "La Purincha" como también muchos vecinos aportaron su granito de arena para fabricar un barco netamente comodorense.

Los años pasaban pero las ganas por continuar con el proyecto eran más grandes que cualquier tipo de adversidad. Grandes y chicos pasaban horas en el taller de la familia Purins para terminar con la nave y poder verla navegando en el mar.

"Se hizo despacio con múltiples problemas legales y burocráticos que tratan de tirarte el ánimo por el piso. Yo cuando no estaba con los autos estaba en el barco porque es lo que me apasiona. Soy mecánico", recuerda el constructor.

Purins manifiesta que "La Purincha" es un proyecto familiar que motivó a toda una comunidad y a la vez fue un desafío personal el crear una máquina desde cero.


SOLO FALTA UN PASO

El 28 de marzo de 2013 "La Purincha" fue lanzada al mar y unió en dos horas la distancia que separa Punta Novales con el muelle de Caleta Córdova. Aquella vez, una gran cantidad de público celebró la actividad y tuvo gran repercusión en el plano regional.

Desde ese entonces el barco ha quedado fondeado en el puerto de Caleta Córdova donde se realizan todos los trabajos de reparación y mantenimiento. "Vamos a revisar todo, la parte del motor por un lado y la de ingeniería por el otro. Hay que lastrarlo y luego ya queda estabilizado y listo", señalaba por aquel entonces el constructor.

Pero esas tareas tuvieron que posponerse durante un tiempo ya que surgieron diferentes inconvenientes que imposibilitaba la circulación de la nave.

"Un día me decían que estaba todo bien. Al otro día me decían que no podía navegar. Nunca entendí por qué la cantidad de trabas. Si al fin al cabo lo que se busca es generar trabajo para la gente. No es un vehículo para el turismo. Es para trabajar", se lamentó Purins en diálogo con El Patagónico.

El concejal José Gaspar fue uno de los que ayudó al trabajador para que "La Purincha" pueda navegar sin ningún tipo de trabas y realizó todos los trámites que hacían falta para asegurar que la nave podrá navegar en dos o tres semanas.

"Ahora solo falta pulir. Hay que limpiarla y hacerle mantenimiento porque estuvo parada mucho tiempo y eso derivó en desgaste y acumulación de basura", anticipó Purins.

Los trabajos llevarán ese tiempo ya que el barco tiene una eslora (largo) de 16,70 metros, un puntal de 2,10 y una manga (ancho) de 5,50 metros por lo que puede ser utilizada como embarcación de servicios de carga, remolque o investigación.

"Estoy muy emocionado porque fue una aventura de chico y poder haberlo terminado con mis hijos y mi señora es una bendición inmensa. Algunos creyeron que estaba loco pero a veces la locura se convierte en realidad cuando hacés las cosas con ganas", enfatizó Purins.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico