La reforma de la constitución turca podría mantener a Erdogan en el poder hasta 2034

El actual presidente turco, quien a finales de febrero cumplirá 63 años, negó que la reforma esté diseñada para él.

La reforma constitucional hacia un régimen presidencialista que se está tramitando en Turquía podría permitir al actual presidente, Recep Tayyip Erdogan, permanecer en el poder hasta el año 2034, algo que fue ayer criticado por la oposición.
El borrador de la nueva Carta Magna limita también a dos mandatos de cinco años los que puede ostentar un presidente, pero el artículo 11, indica que se podría presentar a un tercero si el Parlamento convoca nuevas elecciones durante el segundo mandato.
"El artículo 11 está diseñado para un líder que quiera permanecer eternamente en el poder", señaló el diputado y jurista Sezgin Tanrikulu, del mayor partido opositor CHP. Con ese cambio, una persona podría ejercer como presidente durante 15 años e incluso más, aseguró en declaraciones a la agencia de noticias DPA.
Erdogan, que a finales de febrero cumplirá 63 años, aseguró el jueves que la reforma no estaba diseñada ni dirigida directamente para sí mismo.
Según la propuesta de reforma, el Parlamento debería aprobar por una mayoría de tres quintos la celebración de nuevas elecciones, que serían tanto parlamentarias como presidenciales.
Otro de los cambios previstos es que al presidente se le permitirá pertenecer a un partido, con lo que se espera que Erdogan vuelva a presidir el gobernante Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP), ejerciendo con ello una gran influencia sobre el Parlamento.
Si el Parlamento aprueba la propuesta de reforma, ésta deberá ser luego aprobada con mayoría en un referéndum previsto en los próximos cinco meses.
En ese caso, no se celebrarían elecciones parlamentarias y presidenciales hasta el 3 de noviembre de 2019.
Para permanecer en el poder hasta 2034, Erdogan tendría que ganar las elecciones de ese año y de 2024 y antes de terminar su segundo mandato en 2029, el Parlamento tendría que convocar nuevas elecciones en las que debería volver a alzarse con la mayoría.
Para ello sería también necesario que el actual mandato de Erdogan no se computara.
Según el diputado Tanrikulu, de salir adelante la nueva Constitución comenzaría un nuevo sistema presidencialista en el que comenzarían a contarse los mandatos desde cero.
También el profesor de derecho constitucional Ersan Sen afirmó que los mandatos comenzarían a contarse con el nuevo sistema.
Tanrikulu dijo que su partido rechaza la reforma, que calificó de "despótica" al considerar que se busca una forma de gobierno "autoritario y totalitario". "Haremos todo lo que esté en nuestras manos para evitar que esa reforma adquiera fuerza de ley", subrayó.
En estos momentos el Parlamento está debatiendo el artículo 18 de la reforma.
Cada artículo debe aprobarse con una mayoría de tres quintos de los votos y después, 330 de los 550 diputados deben dar luz verde a toda la reforma, lo que daría paso a la celebración del referéndum.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico