La repotenciación no será suficiente

Mientras la expectativa popular se centra en la esperada repotenciación del acueducto, una obra en curso que aumentará en un 40 por ciento la disponibilidad de agua potable, la Sociedad Cooperativa Popular Limitada prevé una lista de diez obras prioritarias que se necesitan para la puesta a punto de todo el sistema, más allá de las tareas de mantenimiento que realiza la cooperativa como concesionaria.
Según especificaron ayer los referentes de la SCPL, el acueducto inaugurado en la década del 90 registra más sucesos de rotura que el acueducto viejo que data de 1966, a raíz del material seleccionado para su construcción, elección que se basó en una cuestión de costos.
Además, la reserva del Puesto La Mata, (de 80.000 m3), "esta con riesgo de salir del servicio. Ha sido reparada, pero estamos convencidos de que hay que hacer una reserva nueva. El sistema necesita un nivel de inversión para mantenerse sin sobresaltos de 280 millones de pesos en la ejecución de diez obras prioritarias e independientes de la obra de repotenciación", subrayaron.
La falta de inversión provincial, propietaria del acueducto, convive con la falta de tarifa según se expuso, dado que la compra de agua en block tiene una tarifa consolidada de $4,70 por metro cúbico, aunque no se autoriza la aplicación y sigue vigente la de $3 por m3. Aun así, se señaló que la SCPL trabaja en mantenimientos integrales sobre los motores del acueducto, que ya han superado diez veces su vida útil (medida en horas de funcionamiento).
Asimismo, se requiere la construcción de nuevas cisternas, parte de una planificación elevada por la entidad hace varios años a partir del deterioro de las instalaciones. "Dentro de la segunda etapa que planteamos desde hace años, incluimos cisternas en Sarmiento, Cerro Negro, Valle Hermoso, Dragón, Cerro Arenal –que hoy construye la Municipalidad– y La Mata", puntualizaron.
"Cuando esté la repotenciación, el sistema tirará 7.000 metros cúbicos, tenés que tener cisternas que te permitan tiempo de maniobra ante una eventualidad. Hoy la cisterna de Valle Hermoso está partida literalmente, la de Dragón tiene la loza del techo degradada, con los hierros a la vista y la de La Mata no da más. Si se rompe una cisterna no tenemos cómo bombear", subrayaron los técnicos como parte del diagnóstico terminal del sistema.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico