La rescisión del contrato con la consultora económica se oficializará en esta semana

La rescisión del contrato entre el municipio comodorense y la consultora CP&GP, se oficializará esta semana cuando el Ejecutivo envíe al Tribunal de Cuentas la documentación que respalde la determinación que necesariamente debe ser visada por el organismo contralor.

Tal como adelantó en forma exclusiva El Patagónico en su edición del sábado, el Ejecutivo municipal decidió rescindir el contrato que para el cobro de impuestos morosos cerró el año pasado con la consultora cordobesa CP&GP.
El contrato fue suscripto el 13 de abril de 2016 a tres meses de la conformación de la consultora en Córdoba y fue presentado como una excelente oportunidad para mejorar la recaudación e implementar un moderno software y programa de modernización administrativa.
La contratación fue avalada unánimemente por el Concejo el 26 de mayo de 2016, incluso por los ediles del radicalismo y de Chubut Somos Todos, como Norma Contreras que inicialmente habían objetado a la consultora por entender que el cobro de impuestos debía seguir siendo llevado adelante por los equipos municipales.
En los equipos municipales la contratación también generó objeciones y la renuncia del entonces titular de Hacienda, Diego Touriñan, quien incluso a posteriori pidió públicamente que el intendente Carlos Linares vetara la ordenanza del Ejecutivo. Esa solicitud no fue analizada y, en consecuencia, ya con Germán Issa Pfister a cargo de Hacienda, el municipio siguió adelante con la contratación.
La última observación a la contratación fue realizada en ese momento por los vocales del Tribunal de Cuentas, Gastón Acevedo (UCR) y Carlos Relly (Chubut Somos Todos), que consideraron que la misma era "onerosa" y que surgía de "una contratación directa".
"El acuerdo de cooperación y asistencia técnica referida, no es más que una locación de servicios onerosa", se indicó.

"EXCESIVAMENTE ONEROSA"

Tal como informó El Patagónico, en la reciente resolución del Ejecutivo que da de baja la consultora y que ahora deberá ser girada al Tribunal, se reconoce que "la ejecución del contrato se ha tornado excesivamente oneroso para las partes", quienes –agrega- no pudieron "ponerse de acuerdo en la fijación de las bases de cálculo para establecer la retribución a resultado de la empresa del periodo fiscal 2017".
La recisión comenzó a ser operativa a partir del 31 de marzo de este año cuando, en medio del temporal, desde el Ejecutivo se entendió que el municipio no estaba para contar con la asesoría de este tipo de consultoras, que por los servicios prestados ya cobró $1.034.228,41, por la tarea realizada en 2016, y que ahora, por lo hecho durante este año, más la rescisión, estaría reclamando el pago de otros 5 millones de pesos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico