La Ruta del Vino en Neuquén

En este circuito se puede apreciar la tradicional producción agropecuaria de sus chacras e industrial de sus bodegas; y visitar museos paleontológicos, en los que se exhiben réplicas de fósiles.

Las bodegas en Neuquén se concentran especial ente en las localidades de San Patricio del Chañar y Añelo, a tan solo 48 kilómetros de la capital. Actualmente se ha incorporado a esta oferta la localidad de Chos Malal (norte de la provincia).
Las bodegas Del Fin del Mundo, Malma, Familia Schroeder, Secreto Patagónico y Des de la Torre son solo algunas de las modernas y funcionales que existen en la zona, que además están preparadas para recibir a los turistas, ya que se puede realizar visitas guiadas, comprar y degustar de vinos, y saborear platos de la cocina regional elaborados por especializados chefs.
Bodega del Fin del Mundo es la primera bodega de la provincia del Neuquén. Se encuentra en San Patricio del Chañar, a 55 Km. de Neuquén Capital. Con 800 hectáreas de viñedos propios y elabora vinos premiun de alta calidad enológica que se caracterizan por haber sido galardonados con los más importantes premios en la Argentina y en el exterior.
Se pueden realizar visitas guiadas, donde se recorren diferentes ámbitos, como el playón de vendimia, la sala de barricas, los balcones con hermosas vistas a los viñedos, y se explica paso a paso el proceso de elaboración de los vinos. Al final del recorrido es posible degustar y comprar los vinos de todas las líneas. Según el momento del año, la bodega ofrece actividades para los turistas que tienen que ver con las labores culturales en el viñedo.
Por su parte, Bodega Malma cuenta con unas 162 hectáreas en San Patricio del Chañar, Departamento de Añelo. Su arquitectura es una síntesis entre una avanzada tecnología vitícola y la estética del paisaje patagónico. El complejo tiene una superficie de 5800 m², conformados por la bodega, las oficinas, el Resto-Bar Malma, La Posada y la cava.
El recorrido por la bodega incluye la plataforma de tanques y el playón de vendimia, donde se reseñan las cualidades de los viñedos, los tanques para almacenar las uvas y los distintos ámbitos de elaboración. En la sala de degustación y ventas, se invita a los visitantes a degustar los vinos al pie de las barricas de roble. Asimismo, un lugar para destacar es Malma Restó Bar, donde la especialidad es la cocina patagónica.
Los visitantes también pueden realizar recorridos especiales por el viñedo, tomando contacto directo con el trabajo que allí se realiza. La vendimia es la más importante de todas las tareas, por ello hay tours especiales, con reserva previa, desde mediados de febrero a fines de abril.
En tanto, la bodega Familia Schroeder tiene como una de sus principales características distintivas, su emplazamiento contra la ladera de la meseta, lo que le permite ser parte del paisaje natural. Los viñedos se encuentran en el valle de San Patricio del Chañar.
La bodega ofrece recorridos en compañía de guías especializados contemplando una breve caminata por el viñedo, el paso por cada una de las etapas de elaboración a través de pasarelas interiores que permiten llegar al corazón de la bodega. Se continúa por la sala de barricas y de espumantes, para finalizar en la cava donde se conservan los restos fósiles del dinosaurio Panamericansaurus Schroederi, hallados durante la construcción de la bodega. La visita culmina con una completa degustación de vinos y espumantes. Otra opción es almorzar en Saurus Restaurant donde se puede disfrutar de una variedad de platos elaborados con ingredientes regionales.
Secreto Patagónico, ubicada en calle 3 es uno de los viñedos más australes del mundo. Esta bodega está emplazada, en uno de los sectores más alto de la zona y de su viñedo, y es éste, uno de los principales atractivos del lugar. Cuenta con una de las vistas panorámica más impresionante de los viñedos de San Patricio del Chañar, ya que permite apreciar el valle en todo su esplendor.
Su moderno edificio cuenta con tecnología de punta y permite el uso de la gravedad en la elaboración de vinos, preservando la calidad del producto.
Bodega Des de la Torre está localizada en la ciudad de Chos Malal a 400 kilómetros al Nordeste de la ciudad de Neuquén Capital. Entre las actividades que se pueden disfrutar en la bodega está: un recorrido por los viñedos para apreciar el desarrollo de las vides en las distintas etapas del año, charlas orientativas según la estacionalidad del proceso de elaboración del vino, y visita a la bodega donde se muestra cómo se continúa realizando de generación en generación el "arte de hacer vino". Además de la clásica degustación de los vinos con productos gourmet de la zona, existe la posibilidad de realizar visitas técnicas a las viñas. En las mismas se explican las labores tradicionales desempeñadas en los viñedos. Durante el período de vendimia se realizan guiados especiales con recogida de la uva y posterior pisa de la misma, tal y como se hacía en siglos pasados.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico