La salud de los niños y adolescentes ante la vuelta a clases

El comienzo del ciclo lectivo es una buena oportunidad para controlar el estado de salud de niños y adolescentes. Vacunas al día, una alimentación nutritiva y normas básicas de higiene, contribuyen a lograr un óptimo rendimiento escolar.

En vísperas del inicio de clases se recomienda a los padres corroborar que sus hijos tengan las vacunas del calendario al día, realizar chequeos oftalmológicos y odontológicos de rutina, incorporar hábitos de vida sanos y ofrecerles una alimentación variada y nutritiva, que es clave para que los chicos estén mejor preparados para afrontar el año lectivo.
En ese sentido, los especialistas recomiendan promover las siguientes conductas a las familias para garantizar que los chicos comiencen las clases de forma saludable:
- Observar si escuchan y ven correctamente, y controlar su salud bucal.
- Chequear que tengan aplicadas las vacunas que corresponden a su edad. El Calendario Nacional de Vacunación incluye vacunas para todas las edades, las cuales son gratuitas y obligatorias, y están disponibles en todos los hospitales y centros de salud del país.
- Inculcar el buen descanso para favorecer que los niños estén más atentos en la escuela. Se recomienda que se acuesten temprano y duerman entre 8 a 10 horas diarias.
- Si usan anteojos, es necesario que los lleven todos los días a la escuela.
- El desayuno es la primera comida del día y la más importante. Ofrecerles, antes de ir al colegio, una taza de leche o yogurt, acompañado de pan con queso o dulce y, de ser posible, frutas y cereales.
- Reforzar durante todo el año los hábitos de higiene como el lavado frecuente de manos con agua y jabón antes de comer y después de ir al baño, el cepillado de dientes, el baño frecuente y el control de la pediculosis.
- Evitar que lleven cargas pesadas sobre sus espaldas. Es conveniente que coloquen en sus mochilas sólo lo necesario. El peso de las mochilas no tiene que superar el 15% del peso del niño y debe ser colocada de ambas correas para distribuir el peso de la mochila.
- Conversar con los niños algunas normas de seguridad vial. Para ir o volver de la escuela a pie es importante que utilicen puentes peatonales y crucen por las zonas de seguridad. Evitar que circulen por lugares desconocidos o peligrosos. Si el recorrido es en auto, los chicos deben viajar en el asiento trasero con cinturón de seguridad colocado.
- Favorecer la integración de todos los niños y niñas, cada uno con sus particularidades, fomentando la solidaridad y el respeto. La escuela es un espacio para todas y todos.

RECOMENDACIONES PARA LOS PADRES DE ADOLESCENTES
El inicio del ciclo lectivo secundario también es el momento ideal para que el adolescente se realice un chequeo médico general y pueda afrontar esta etapa de su vida de la mejor manera posible. Si bien se recomienda que todo adolescente se haga una evaluación integral de salud al menos una vez por año, durante la etapa de la pubertad "entre los 10 y los 14 años", que es cuando los chicos "pegan el estirón", se recomienda que la visita sea cada seis meses, ya que es el periodo en el cual aparece la mayor parte de los cambios físicos en las personas.
Aunque los chicos hayan crecido, es necesario hablar en familia sobre el regreso a la escuela, ya que los adolescentes continúan necesitando el acompañamiento de los adultos aunque a veces no lo demuestren.
La iniciativa a hablar de sexualidad en la escuela y en casa ayuda a tomar mejores decisiones y a prevenir muchas enfermedades.

Fuente: Ministerio de Salud de la Nación

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico