La Semana del Prematuro finaliza con talleres que revalorizan la vida

La iniciativa propuesta por el Hospital Regional de Comodoro Rivadavia lleva adelante una serie de actividades vinculadas a la difusión de cuidados y alimentación de bebés nacidos antes de las 37 semanas de gestación. El encuentro apunta a generar conciencia respecto de la importancia de los controles prenatales para reducir el tiempo de prematurez.

En el marco de la Semana del Prematuro, que se desarrolla desde el sábado y finaliza hoy, el Hospital Regional de Comodoro Rivadavia llevó adelante un ateneo interno sobre la alimentación de bebés prematuros, talleres entre mamás intercambiando experiencias sobre cuidados y alimentación, y un taller de resucitación cardiopulmonar para padres de bebés prematuros. La propuesta cerrará hoy con un compartir entre papás e infantes prematuros en un pelotero local.
Al respecto, el jefe de Neonatología del Hospital Regional, Maximiliano Medina Alarcón, destacó que hace cuatro años que el establecimiento está adherido a este encuentro nacional. "Es un momento para poner énfasis en los 10 derechos de los prematuros, con el objetivo que la comunidad sepa que es una etapa que se puede prevenir", añadió.
La prematurez se puede prevenir con el control médico a las embarazadas por lo que reducir el tiempo de prematurez minimiza los riesgos de salud que un bebé pueda llegar a tener. "Siempre se pide a las mamás que asistan a todos los controles desde el primer momento de su embarazo; el control es la mejor forma de prevenir un parto prematuro porque ahí se puede detectar hipertensión inducida por el embarazo, infecciones o malformaciones que pueden atenderse en centros de mayor complejidad", apuntó.
Un bebé prematuro es aquel que nace antes de las 37 semanas de gestación, lo que suele conllevar complicaciones, enfermedades o alguna discapacidad. Durante todo 2014 nacieron dentro del Hospital Regional 190 bebés prematuros, que pesaron entre 700 y 2.500 gramos, lo que establece que el Servicio de Neonatología funcione casi como una maternidad de alta complejidad, brindando la mejor atención posible o solicitando alguna derivación de ser necesario.
Los recién nacido prematuros son considerados pacientes de altísimo riesgo, con muchas posibilidades de morir en la etapa neonatal o de dirigirse a su domicilio con alguna discapacidad. "Cuando el bebé nace estamos obligados a tomar ciertas condiciones que debemos cumplir con ese bebé, por ejemplo que tiene derecho a ser atendido por un equipo capacitado, a nacer en una institución preparada, a ser acompañado por su familia en todo momento, y también el derecho de ser alimentado con leche materna, entre otros", señaló Medina.
Además sostuvo: "el prematuro también tiene derecho a un programa de seguimiento que lo pueda rehabilitar y, a medida que va creciendo, incorporarse a la vida cotidiana normal" y, en ese sentido, determinó que el equipo interdisciplinario y especializado de profesionales con los que cuenta el Hospital Regional no solo para brindar una atención adecuada desde el nacimiento, sino en la etapa posterior de seguimiento de su desarrollo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico