La Sub 23 de Argentina perdió y de entrada complicó su clasificación

Los "lusitanos" ganaron con goles de Paciencia, a los 21' y de Pité a los 39', ambos en el segundo tiempo. De esa manera, la Selección cortó una racha invicta de 20 años en Juegos Olímpicos, ya que el último contraste se remontaba al 3 de agosto de 1996, cuando perdió la final 3-2 con Nigeria en Atlanta 96.

El seleccionado olímpico argentino de fútbol dio ayer un paso en falso en su debut en los Juegos Olímpicos de Río 2016 y cayó 2-0 ante Portugal, una derrota que complica sus chances de clasificación para cuartos de final.
El partido, correspondiente al grupo D, se jugó en el estadio Joao Havelange, también conocido como Olímpico o Engenhao, y los goles portugueses los convirtieron Paciencia, a los 21 minutos, y Pité, a los 39, ambos en el segundo tiempo.
Portugal y Honduras -que en el primer turno le ganó 3-2 a Argelia- encabezan el grupo con 3 puntos, en tanto que Argentina y los argelinos cierran sin unidades.
La derrota no solo complicó las chances de clasificación sino que cortó una racha invicta de 20 años en Juegos Olímpicos, ya que el último contraste se remontaba al 3 de agosto de 1996 cuando perdió la final (3-2) con Nigeria en Atlanta 96.
Luego llegaron los títulos en Atenas 2004 (seis partidos, seis triunfos. 17 goles a favor, ninguno en contra) con Marcelo Bielsa como técnico y Beijing 2008 (seis jugados, seis ganados, 11 goles a favor, dos en contra) con Sergio Batista en el traje de entrenador.
El arranque del equipo que dirige Julio Jorge Olarticoechea no fue bueno y la "sorpresa" a la que se refería el técnico antes del partido, la inclusión de José Luis Gómez en el medio, quedando Leandro Magallán como lateral, favoreció los ataques de Portugal, que volcó el juego por el sector izquierdo de su ataque.
Así, en solo dos minutos, fue amonestado Lautaro Gianetti por llegar tarde a un cruce, hubo una jugada que terminó en gol de Bruno Fernandes y Gerónimo Rulli debió salir a cortar exigido un par de avances peligrosos.
El medio juego tampoco ayudaba porque a Mauricio Martínez y a Santiago Ascacíbar les costaba ir a los costados, lo que marcó el dominio de los portugueses hasta promediando la etapa. Y Angel Correa no se terminaba de "poner al hombro" al equipo, por eso el pelotazo a Calleri se hizo moneda corriente.
Más de 20 minutos le costó al equipo argentino acomodarse en el terreno hasta que Martínez y Ascacíbar mejoraron en el quite y Gómez se convirtió en una importante arma de ataque por derecha. Correa no pudo aprovechar una y el propio Gómez dispuso de un par de ocasiones, al menos para cerrar el primer tiempo con mejor imagen.
En el segundo tiempo el dominio se hizo alternado y Argentina tuvo una chance clarísima de gol apenas a los 2 minutos, cuando el remate "picado" de Jonathan Calleri rebotó en el travesaño.
El esquema argentino, sin desborde por los costados, salvo con las apariciones de Gómez no lo favorecieron al ex jugador de Boca y San Pablo con futuro en el fútbol inglés.
Como contrapartida el once albiceleste sufría con los ataques por izquierda de los delanteros portugueses, quienes rotaban en sus posiciones, lo que se acentuó con la salida de Magallán y la falta de relevos.
Y en uno de ellos Bruno Fernandes habilitó a Paciencia, que hizo honor a su apellido y con calma colocó la pelota abajo, a palo izquierdo, sin chances para Rulli.
Desde allí, ya con Cristian Pavón y Giovani Lo Celso en cancha, Argentina buscó el empate y pudo lograrlo en un par de ocasiones a través de Correa, tan cierto como que Rulli impidió el segundo de Portugal con dos muy buenas tapadas.
Y para colmo de infortunio, en su único error en la noche, a Rulli se le escapó la pelota entre sus piernas ante un remate fácil de Pité y se esfumó la chance de al menos lograr un empate y quedar mejor posicionado.
Pudo descontar Giovani Simeone, un cambio desesperado de Olarticoechea, con un remate despejado sobre la línea y no hubiera estado mal, pero tampoco hubiera cambiado el sinsabor del mal debut.
Portugal, con un plantel sin grandes estrellas y con solo un titular del equipo que perdió por penales la final del campeonato europeo Sub 21, se llevó con justicia los tres puntos y extendió una racha formidable de su técnico, Rui Jorge, que suma en su cargo 30 partidos, con 23 triunfos, seis empates y una derrota.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico