La tarotista Jimena La Torre publica sus predicciones para 2016, el año de Virgo

Lejos de querer presentar sus libros como un texto sagrado, La Torre acerca a seguidores y creyentes algunas esencias del año de Virgo. Por lo pronto, además de austeridad, inteligencia y orden, otra característica lo dota de particularidad y es que 2016 será un año femenino.

La astróloga y tarotista Jimena La Torre, que acaba de publicar "Predicciones 2016. Diosas, vírgenes y santas", un libro al que define más como "un consejo astrológico" que como "la Biblia", recomienda para el año próximo, en el que Júpiter cae bajo el signo de Virgo, contemplar el orden, la inteligencia y la austeridad, y asegura que los doce meses futuros serán para sembrar.
Lejos de querer presentar sus libros como un texto sagrado, La Torre acerca a seguidores y creyentes algunas esencias del año de Virgo. Por lo pronto, además de austeridad, inteligencia y orden, otra característica lo dota de particularidad y es que 2016 será un año femenino.
"A diferencia de otros signos que pueden ser femeninos pero tienen un sentido masculino, Virgo es el único que representa a la mujer", explica en entrevista con Télam.
De un 2015 guiado por el signo de Leo, "dejamos un año masculino, muy 'Game of thrones' donde el protagonismo lo tuvieron los varones, indica. Ahora el protagonismo lo tienen las mujeres por un buen tiempo. Y como mujer sin varón que es Virgo, el año estará bien virgen para sembrar. Por eso, los que están haciendo un esfuerzo laboral van a ser recompensados".
De varones protagonistas y "golpes de suerte" leoninos, el horóscopo occidental se dirige hacia un signo caracterizado por "la búsqueda de perfección, siempre metido en un espacio donde le cuesta disfrutar, relajar. Los Virgo son perfectos para todo lo que sea mano derecha. Ahora bien, si no hiciste las cosas como quieren, no esperes que te sonrían", aclara.
Para los elegidos del elemento de tierra, el año que se viene -por ser el suyo- llegará con "todas las oportunidades", aunque -advierte La Torre- "hay que saber tomarlas, porque si las dejás pasar, olvídate".
De todo eso y un poco más se ocupa la astróloga en su último libro, publicado por Grijalbo, donde despliega predicciones generales mes a mes, pronósticos mensuales de cada signo e incluye, divertida como es en la vida real, un horóscopo perruno porque es ese animal el que mejor simboliza el año que se viene, dado que "su energía es la del hogar".
Es que con la llegada de un nuevo año, la energía y sus planetas se mueven y el zodíaco tiene mucho para contar y anticipar, al menos así lo argumenta La Torre.
"El año 2015 fue bárbaro para los que quisieron hacer algo, y eso generó una lucha de reinado y poderes. En 2016, esa energía grandiosa y expansiva se reduce a un espacio pequeño, tímido", sostiene la astróloga.
Por eso, aconseja: "si querés sembrar vas a tener que mover y remover la tierra. Armar escenarios en el mismo lugar. De ahí ­el orden, la inteligencia y la austeridad. Cada uno debe organizarse para hacer lo suyo, sobre todo en la primera parte del año".
Pero no todos los signos iguales. Hay algunos que salen más apoyados por este Júpiter, como Capricornio, Tauro y lógico, Virgo. Eso sí­, nada es sin esfuerzo, indica La Torre, "todos se van a sentir incómodos, sólo que los signos de tierra tienen la capacidad de mantenerse tranquilos, pero también tendrán que organizar y ordenar".

CONSEJOS ASTROLOGICOS
Protegida por un mazo de tarot, tres cartas natales sobre el futuro de la Argentina y una pila de libros, La Torre, en su casa de Núñez, advierte sobre el reconocimiento público y la relación con la gente: "No soy una estrellita, a mí cualquiera me puede contactar", señala la astróloga más famosa de la televisión sobre la cercanía con la gente.
Es que llegó hasta acá con esfuerzo y lo dice. Su mamá era completamente agnóstica, su papá místico.
De esa dupla parental, La Torre fue buscando en qué creer. "A los 18 acepté la presencia divina". Encontró casualidades, percibió que tenía el don de la anticipación y dos años después, mientras cursaba Diseño, empezó a estudiar control mental, luego astrología y así, hasta hoy.
Desde entonces, hizo de su mundo una responsabilidad. "Para mí es muy importante ese encuentro con las personas porque sé que lo que hago tiene predicciones muy acertadas", y no duda: "Yo trato que la gente comprenda que los consejos no son para uno, el libro es una generalización, y si de lo que leíste el 80 por ciento te sirvió para mí es suficiente, es una forma de seguir creyendo".
Por eso, más que autoayuda, lo que ella hace es ofrecer un consejo astrológico, es decir: "Tomo esta sabiduría ancestral milenaria y si alguien puede usarla, mejor. El saber nos da tranquilidad", asegura.
Así, con "Predicciones 2016", La Torre busca dar consejos astrológicos en "un lenguaje popular", que no serán totales porque las predicciones son "una generalización, reflejan la esencia de signo". Y al igual que cualquier otro libro, éste -dice la astróloga- puede gustar o no.
Por eso, condensa irrebatible: "No pretendo que mis predicciones sean la Biblia".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico