La temperatura media anual aumentó un grado durante los últimos 80 años en Comodoro

El informe elaborado por el docente de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco, Walter Maza, detalla que se ha registrado un importante aumento de la temperatura media anual como consecuencia del cambio climático. Se estima que en los últimos 80 años se incrementó en un grado centígrado esa media y se proyecta que este fenómeno se mantendrá en ascenso en los próximos años.

El cambio climático es la variación global del clima de la Tierra en escalas diferentes de tiempo.Entre las causas del fenómeno se encuentran causas naturales como causas astronómicas, actividad volcánica, entre otras, pero también puede estar influenciada por la actividad del hombre.
En ese sentido, la atmósfera cuenta con un mecanismo regulador de temperatura que es el efecto invernadero natural y es generado por gases de origen natural como el dióxido de carbono, los clorurofluorocarbonos, metano, dióxido de nitrógeno, entre otros.
Estos gases en adecuadas proporciones son beneficiosos, pero debido al accionar del hombre han aumentado alarmantemente provocando cambios en el clima de la Tierra y determinando que la comunidad científica desarrollara modelos de simulación que intentan predecir los efectos que se producirían con distintos escenarios posibles. Estos indican que los cambios son prácticamente inevitables aunque con ciertos recaudos se podrían morigerar o mitigar.
El docente de la cátedra de Meteorología y Climatología de la Facultad de Ciencias Naturales de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco, Walter Maza, ha realizado un informe sobre el cambio climático en el mundo y cómo se ha desenvuelto en Comodoro Rivadavia.
El informe revela: "las tendencias señalan que la temperatura media del planeta podría aumentar entre 1.5 grados y 6 grados para el año 2100 y el nivel medio del mar ascendería entre 10 y 90 centímetros".
Así, "las consecuencias para los sistemas naturales y humanos serían considerables. Este cambio climático provocaría, a escala global, problemas de extinción de especies y ecosistemas, suministro de agua, dificultades sanitarias, retroceso de glaciares, modificación de la producción agrícola y ganadera, inundaciones, sequías, olas de calor, modificación en los regímenes de precipitaciones; acarreando grandes dificultades en sectores como la energía, industria, transporte, entre otros", argumenta.
El docente universitario también advierte: “los posibles escenarios para la Argentina se manifestarían con mayor velocidad de calentamiento en el norte respecto del sur, las precipitaciones anuales disminuirían sobre (la cordillera) Andes y aumentarían hacia el este. En particular, los riesgos potenciales para la región patagónica serían sequías, desertificación, retracción de los glaciares”,
El docente universitario sostiene que las implicancias del cambio climático parecieran ser inexorables, pero recomienda: “está en cada uno de nosotros valorarlas o ponderarlas correctamente y generar las acciones adecuadas para mitigar lo más posible sus efectos”.
“Las medidas de mitigación (intervención del hombre para reducir la emisión de los gases con efecto invernadero o favorecer la absorción de estos), de acuerdo a lo enunciado en consenso por los científicos del mundo deben integrar a la población, la tecnología y gobiernos. Un ejemplo: la forestación”, detalla el informe.

TEMPERATURAS PROMEDIO
Del trabajo de Maza se desprende que en los últimos 80 años la temperatura media anual de esta ciudad se ha incrementado en un 1 grado, teniendo en cuenta que se comienza a tener en consideración los datos a partir de la década de 1930 donde se estableció que la temperatura media anual de esta ciudad promediaba los 12.5 grados. Estos valores se incrementarían con el paso de los años ya que promediando la década de 2010 la temperatura media anual se ubica superando la barrera de los 13 grados.
En ese sentido, a medidos de la década del 40 se detecta un pico de temperatura máxima que alcanza los 13.5 grados y una mínima de 12 grados. Mientras que en la década del 50, la máxima promedia valores que se encuentran en superando los 13 grados y la mínima se localiza superando los 12 grados.
En la década del 60, la mínima se registra cerca de los 12.3 grados y la máxima marca un promedio de 13.5 grados.
La mínima más baja que se detectó el estudio de Maza se encontró en la década del 70 cuando el termómetro marcó en promedio casi 11.8 grados y la máxima media apenas alcanzó los 13 grados.
Estos parámetros variaron en la década del 80 cuando la mínima volvió a establecerse en 12.3 grados y la máxima registro casi 13.5 grados.
El informe también revela que la máxima de los últimos 80 años se detectó en década del 90 con una temperatura promedio de 13.8 grados y la mínima fue de 12.5 grados.
A comienzos del nuevo milenio, en la década de 2000 se registró una mínima de casi 12 grados y una máxima promedio de 13.8.
El trabajo de Maza también rescata un estudio que proyecta que hasta 2020 las temperaturas se mantendrían en el promedio entre 12.5 y 13 grados.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico