La tragedia del bombero le recuerda que el edificio de la morgue aún no está habilitado

Hondo pesar causo entre familiares y compañeros las demoras generadas para poder dar el último adiós a Luís Gramajo, se consideró "destrato" de parte del estado las demoras ocasionadas para realizar la autopsia correspondiente en casos de este tipo. Desde Fiscalía ante el lamentable episodio recordaron las "trabas burocráticas " que impiden la habilitación del edificio.

En la trágica pérdida del bombero Luís Gramajo, una vez más se pusieron en evidencia las dificultades del poder judicial para brindar un servicio de justicia a la altura de los acontecimientos, desde el Ministerio Público Fiscal la demora del Cuerpo Médico Forense dependiente del Superior Tribunal de Justicia en llevar adelante el estudio de autopsia, ordenada por Fiscalía y necesaria para deslindar responsabilidades, no hizo más que agravar la pena de la familia y compañeros de Gramajo.

Contar con una morgue forense es indispensable, no solo para una eficaz prestación del servicio de justicia, sino también para poner fin a una práctica extendida de ingresar fuentes contaminantes a un centro de salud, como el Hospital Regional, para la realización de las autopsias forenses.

A través de un comunicado de prensa se advirtió: "nadie merece que al dolor de la pérdida de un familiar se lo aumente con un destrato del Estado".

Y se recordó que Comodoro fue la última ciudad en la provincia en contar con un edificio destinado a morgue judicial e incluso a la fecha aún no se encuentra habilitada para su funcionamiento. El trámite burócratico para su reactivación fue a instancias de la Procuración General Adjunta que reactivó el trámite para su construcción, pues resultaba indispensable en orden a tecnificar la investigación.

Para avanzar fue necesario remover obstáculos dentro y fuera del Poder Judicial, como también buscar un lugar apropiado que no afectara las normas de salubridad y urbanísticas. Ello motivó reuniones en el seno del Concejo Deliberante con sus integrantes y con otros actores que finalmente cedieron un espacio para la instalación del nosocomio en terrenos del Cementerio Oeste. Con el edificio finalizado nuevamente se aducen "razones burocráticas" que impiden su efectivo uso con las consecuencias no deseadas que hoy se evidencian.

Contar con una morgue forense es indispensable, no solo para una eficaz prestación del servicio de justicia, sino también para poner fin a una práctica extendida de ingresar fuentes contaminantes a un centro de salud, como el Hospital Regional, para la realización de las autopsias forenses.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico