La tregua en Siria se agota sin que la ayuda humanitaria pueda distribuirse

Entretanto, en la jornada de ayer se repitieron las violaciones del alto al fuego, con bombardeos en varias posiciones insurgentes en las provincias de Hama y Alepo, según informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

La tregua en Siria entre el gobierno del presidente Bashar al Assad y las distintas facciones rebeldes entraron en su recta final sin que las partes hayan podido ponerse de acuerdo para la entrada de ayuda humanitaria para los miles de civiles que viven en zonas asediadas, especialmente en la norteña ciudad de Alepo.
El vocero de la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) en Siria, David Swanson, aseguró que los 40 camiones de ayuda humanitaria de la ONU para los barrios asediados de Alepo continúan estancados en la frontera sirio-turca a la espera de recibir "luz verde".
"Desafortunadamente, no hay novedades, seguimos esperando", declaró por teléfono el portavoz de la OCHA, que calificó de "frustrante" esta situación, según reprodujo la agencia de noticias EFE.
No obstante, se mostró "optimista de que todas las partes del conflicto, incluidos los que ejercen influencia, alcancen un acuerdo" antes del fin de la tregua, que concluye al filo de la medianoche de este domingo.
"Estamos listos para salir en cuanto recibamos la luz verde", concluyó el trabajador de la OCHA.
Por su parte, el general Víktor Poznijir, del Estado Mayor ruso anunció ayer que se logró un acuerdo para permitir mañana el paso de un convoy de ayuda humanitaria de la ONU a la ciudad siria de Muadamiya (en la provincia de Damasco).
Entretanto, en la jornada de ayer se repitieron las violaciones del alto al fuego, con bombardeos en varias posiciones insurgentes en las provincias de Hama y Alepo, según informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).
También en Yubar, una localidad a las afueras de la capital Damasco, se registraron enfrentamientos entre las tropas leales al gobierno de Al Assad y los insurgentes.
Durante los tres primeros días se mantuvo en términos generales el alto el fuego, pero desde le jueves se fueron incrementando los enfrentamientos, denunció el director del OSDH, una ONG basada en Londres, Rami Abdel Rahman.
"Me temo que esto podría conducir a un fracaso de la tregua", afirmó Rahman a la agencia de noticias DPA.
Rusia reiteró ayer su acusación a Estados Unidos de no ejercer su influencia sobre las milicias de la oposición moderada.
El Observatorio, una ONG cercana a la oposición siria, informó de la muerte de tres jóvenes, así como de la de una mujer y una niña por bombardeos del gobierno sirio, en la ciudad de Telbisa, en la periferia norte de Homs.

CRUCE DE ACUSACIONES

Además, indicó que volvieron a reproducirse los choques entre las fuerzas gubernamentales y facciones islámicas rebeldes en los alrededores de Damasco.
El desvanecimiento de la tregua coincide con una mayor tensión entre sus principales patrocinadores, Estados Unidos y Rusia.
El responsable militar ruso para el alto el fuego, Vladímir Savchenko, denunció que en las provincias de Alepo y Hama las fuerzas opositoras están tratando de reagruparse aprovechando la tregua y las acusó de lanzar 26 ataques en la zona de Alepo, contra zonas residenciales y posiciones del Ejército sirio.
En este sentido, el canciller ruso, Serguei Lavrov, pidió ayer a su homólogo estadounidense, John Kerry, que las fuerzas de Estados Unidos. se involucren plenamente en el control del cese al fuego en Siria o Washington será responsable de su fracaso.
Según el general Víktor Poznijir, en los cinco días de tregua, "sólo las partes rusa y siria cumplieron sus compromisos; Estados Unidos y los así llamados grupos de oposición moderada bajo su control no han cumplido ni una sola de sus obligaciones".
Poznijir insistió en que el punto clave en el acuerdo entre Moscú y Washington es que Estados Unidos distinga entre oposición moderada y los grupos como el Frente de la Conquista del Levante y el EI, algo que todavía no cumplieron, según Rusia.
El viernes en Nueva York se suspendió poco antes de su inicio la reunión del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (ONU) debido a las tensiones entre Moscú y Washington.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico