La tregua trae tranquilidad a Siria, que podría retomar las negociaciones de paz

Pocas horas antes del inicio de la tregua, pactada la semana pasada entre su país y Estados Unidos, el viceministro de Defensa ruso, Mikhail Bogdanov, anunció en Moscú que las conversaciones de paz en Siria podrían recomenzar el próximo mes.

Una tregua entró en vigor en Siria y devolvió una relativa tranquilidad a casi todo el país, mientras Rusia adelantó que las negociaciones de paz en ese país podrían recomenzar a principios de octubre y el presidente sirio, Bashar al Assad, reafirmó su determinación de recuperar todo el país.
El comienzo de un alto el fuego en Siria, que durará siete días, permitió al devastado país recuperar una calma relativa en la mayor parte del territorio, aunque hubo algunos ataques en el Sur, poco después de que entrara en vigencia la tregua, según informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, una organización pro opositora con sede en Londres.
Después de meses de parálisis diplomática, ayer finalmente muchos de los actores involucrados en la guerra en Siria se pusieron de acuerdo en la necesidad de detener las hostilidades para permitir el ingreso de ayuda humanitaria.
Pocas horas antes del inicio de la tregua, pactada la semana pasada entre su país y Estados Unidos, el viceministro de Defensa ruso, Mikhail Bogdanov, anunció en Moscú que las conversaciones de paz en Siria podrían recomenzar el próximo mes.
Horas después, en una conferencia de prensa en Washington, el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, celebró la tregua como la "última oportunidad" para garantizar "una Siria unida" y adelantó que, una vez que termine el acuerdo, Estados Unidos y Rusia comenzarán a coordinar bombardeos aéreos conjuntos contra el Estado Islámico (EI) y grupos opositores vinculados a Al Qaeda.
Incluso deslizó la posibilidad de que Washington "apruebe" bombardeos del Ejército sirio contra estas milicias insurgentes radicales, según la cadena de noticias CNN.
Mientras las potencias daban gestos de acercamiento, una parte de la oposición siria también hizo concesiones.
Las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una coalición armada kurdo árabe impulsada por Estados Unidos en el norte de Siria contra el EI, y la Coalición Nacional Siria (Cnfros), la principal alianza política opositora en el exilio, así como su brazo armado, el Ejército Libre Sirio (ELS), anunciaron que aceptan el acuerdo de alto el fuego en el territorio sirio alcanzado por Washington y Moscú.
Por su parte, el componente principal de las FSD, las Unidades de Protección del Pueblo (YPG, en sus siglas en kurdo), también informaron en un comunicado de que respetarán el alto el fuego y también exigen participar del proceso de transición política "para garantizar la continuación de un alto el fuego permanente", luego que la última vez no fueron invitados a las conversaciones de paz en Ginebra.

"RECUPERAR TODO EL TERRITORIO"

Aprovechando el clima de optimismo previo a la entrada en vigor de la tregua, el presidente sirio al Assad visitó Daraya, una localidad de las afueras de Damasco que recientemente volvió a controlar el Ejército, después de años de bloque militar para asfixiar a la oposición armada.
Al Assad rezó las oraciones de la mañana por el Eid al-Adha (fiesta del sacrificio) en la mezquita de Saad Ibn Muaz y luego recorrió la localidad ante las cámaras de los medios internacionales.
Mientras visitaba la ciudad, el mandatario sirio afirmó que "el Estado sirio tiene la determinación de retomar todas las regiones (en manos) de los terroristas", una frase que retumbó en el mundo diplomático mundial que intenta reactivar un diálogo de paz en Ginebra.
Assad aclaró que ese mensaje no lo dirigía solo a sus ciudadanos sino también a "aquellos que han trabajado en contra de Siria, especialmente, a los países inmersos directamente en la conspiración contra el país y que apoyan a los terroristas".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico