La Universidad decretó 3 días de duelo por el fallecimiento del exrector Arturo Canero

Su trágica muerte generó un gran pesar en la región y el actual rector de la Universidad decretó tres días de duelo en su homenaje. Durante su mandato como conductor de esa institución, Canero creó Radio Universidad, la Editorial Universitaria de la Patagonia y abrió la Escuela Superior de Derecho, actual Facultad de Ciencias Jurídicas.

El rector de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco, Alberto Ayape, decretó ayer el duelo por tres días, con la bandera a media asta, en señal de reconocimiento al exrector Arturo Canero, quien falleció el lunes por la noche en un accidente de tránsito en Garayalde, en el que también pereció su yerno.
"Estamos todos muy consternados. Arturo es un símbolo de esta Universidad y su partida, más en las circunstancias en la que se produjo, no hacen más que causarnos mucho dolor. Decretamos tres días de duelo y seguramente iremos programando otras actividades para homenajear a este pilar básico de nuestra Universidad", indicó ayer Ayape, en diálogo con Radio Del Mar.

"EL PELUSA"

En tanto, el también exrector Jorge Gil consideró que Canero era un "amador de lo existencial", y así recordó a "Pelusa", como todo el mundo le decía. "Ciclista, el tomador de tinto, el degustador de empanadas, el buscador de oro, el docente universitario convencido, el representante judicial comprometido, el laburante, el empresario burlón del empresario", agregó.
En un escrito altamente emotivo, Gil recordó que Canero "intentó todo en esa búsqueda desesperada de honrar la existencia humana en comunidad. Justo él, que tensó la cuerda de la vida hasta sus límites, fue sorprendido por la muerte en un instante absurdo de distracción ajena. Quizás lo habrá preferido así. Justo él que se mofaba de las circunstancias existenciales, que –con fe- ponía en dudas los más allá, que quería aprender a extrañar cada segundo, que inventaba condiciones humanas para no caer en la desesperanza, que mostraba la causa política cuando otros escondían sus intereses bajo una engañadora y falaz independencia", acotó el exrector.
Así como lo definió Ayape, Gil consideró: "pudiera no aparecer entre los imprescindibles del reconocimiento oficial, pero tampoco lo necesita. Con su hermano y compinche de vida Aldo López Guidi se jugó al truco el destino, pero se hizo tiempo para enseñarnos en la Universidad la concepción y el camino de lo nacional y lo popular, superó los formalismos escolásticos de siempre con el desparpajo vital de nunca y fue irreverente en el marco del desarrollo científico y tecnológico".
En el mismo tono, el contador recordó que Canero "no escatimó ni tiempos, ni esfuerzos, ni recursos personales. Parecía que ninguna dimensión le fuera propia, sino de todos, me parece que no por la cualidad moral del desprendimiento, sino por la categoría humana del optimismo en el prójimo. Seguramente no se va a instalar en los discursos de la historia, o tal vez sí pero tampoco importa porque ha quedado en nuestros corazones. Se irá yendo despacio, con cada uno de sus amigos", concluyó Gil, quien parafraseando el tango, afirmó: "¡dejate de joder, gordo! ¿Qué es eso de que te vas a andar muriendo? Si seguís estando en nosotros".

EL GEOLOGO, EL RECTOR

Arturo Canero se recibió en 1970, en la Universidad Nacional de La Plata, como licenciado en Geoquímica. Con su título llegó a Comodoro, donde hizo una rica carrera docente y política dentro de la Universidad, que le permitió primero acceder al cargo de vicerrector entre 1986 y 1989, acompañando en la fórmula a Hércules Pinelli, y luego al de rector, entre 1992 y 1995, con Aldo López Guidi como vice.
Realizó una beca Post-Doctoral de la Comunidad Económica Europea. Fue docente investigador de la Facultad de Ciencias Naturales desde 1974, donde se jubiló, presidente del Consejo de la Magistratura entre 1997 y 1999, entre otros cargos.
Durante su gestión, se creó Radio Universidad 93.1, la Escuela Superior de Derecho (actual Facultad de Ciencias Jurídicas), la Editorial Universitaria de la Patagonia y el Museo Nacional del Petróleo pasó al ámbito de la Universidad.
Su última aparición pública fue el jueves 29 de junio, cuando participó en el homenaje que la Facultad de Ciencias Naturales brindó a los docentes jubilados. Allí, al momento de recibir el presente, afirmó que "ningún trabajo fue tan gratificante como la docencia porque se da lo mejor y de manera desinteresada, porque el docente ya no estudia para sí mismo sino que aprende para explicar".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico