La Universidad dice que no se hará cargo de la deuda por el recorte de presupuesto

Así se determinó en la sesión extraordinaria que ayer mantuvo el Consejo Superior de la UNPSJB, donde se estableció que deberá ser la Secretaría de Políticas Universitarias la que se haga cargo de la deuda con la AFIP, teniendo en cuenta que el presupuesto 2016 fue aprobado por el Congreso Nacional y el recorte, además de "arbitrario", no contó con aviso previo.

El reclamo que la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco (UNPSJB) realizó el 4 de febrero a la Secretaría de Políticas Universitarias, por el recorte de 4.000 millones que efectuó el Gobierno nacional sobre la partida presupuestaria de enero, ahora llegará al Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) que reúne a los rectores de todas las casas de estudio públicas del país.
Ello se determinó en la sesión extraordinaria que ayer mantuvo el Consejo Superior de la casa de estudios local para analizar el ajuste dispuesto por el gobierno de Mauricio Macri que afectó el pago de los aportes patronales de enero, y que recién se conoció en los primeros de este mes.
Sin embargo, esta no fue la única medida que se decidió en la sesión que se realizó ayer en el aula 200, ya que también se adoptó una firme postura por la deuda que se generó ante la AFIP: que sea la Secretaría de Políticas Universitarias –a cargo de Albor Cantard- la que pague por los aportes sociales al personal.
La decisión política se sustenta en el hecho de que el presupuesto de la universidad local que conduce Alberto Ayape fue aprobado por el Congreso Nacional. Por esta razón, en la casa de estudios consideran que el recorte fue "arbitrario" y sin previo aviso.
"La deuda no es por una problemática interna de la universidad, sino que por un factor exógeno la Secretaría de Políticas Universitarias no ha enviado los fondos suficientes para hacer frente al pago de sueldos y cargas sociales”, señaló Ayape en diálogo con El Patagónico.
"Esto surge en el informe, pero también que estamos muy en desacuerdo con la forma que tiene la Secretaría de Políticas Universitarias de abordar las problemáticas de las universidades en el sentido de que operan sobre el hecho consumado. No te envían los fondos, no hay aviso previo y no hay respuestas a cuál es la razón por la que no los enviaron. Por lo tanto, esto genera una sensación de incertidumbre que no vemos razonable”, consideró el rector.
Según se confirmó, a 14 días de haber pedido las explicaciones del caso la Secretaría de Políticas Universitarias no emitió aún una respuesta oficial. Por eso hoy reina la incertidumbre, aunque se especula que esta situación se extendería hasta la liquidación de marzo que se debe pagar en los primeros días de abril, aumentando la deuda de la institución.
Para Ayape, esta situación que la Asociación de Docentes Universitarios (ADU) planteara también a la federación sindical CONADU Histórica, llegando al Ministerio de Educación que conduce Esteban Bullrich, forma parte de un proceso de "disciplinamiento", entendiendo que "se pretende que nos involucremos en las generales que el Gobierno pretende. Al tema de los despidos y los achicamientos no le encuentro razón porque no hay ninguna justificación técnica ni de otro tipo”, reflexionó el rector.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico