La Universidad realiza una investigación sobre el transporte público de pasajeros

Los investigadores Cristina Massera, Juan Manuel Diez Tetamanti y Myriam Susana González encabezan el trabajo que plantea realizar un estudio de la situación actual, para posteriormente impulsar propuestas que permitan redinamizar el uso del transporte público y mejorar la accesibilidad en la ciudad. La próxima semana comenzarán a realizarse encuestas en las paradas de colectivo.

Mientras se analiza un posible aumento escalonado del boleto urbano apoyado por el municipio que busca achicar el monto de los subsidios que aporta para mantener el costo, en la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco (UNPSJB) un grupo de investigadores inició un proyecto para estudiar una redinamización del transporte público y la accesibilidad en Comodoro Rivadavia.
El mismo es encabezado por los investigadores Cristina Massera, Juan Manuel Diez Tetamanti y Myriam Susana González quienes, a través del Departamento de Geografía de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales, la Secretaría de Extensión y Secretaría de Ciencia y Técnica, presentaron en 2015 la iniciativa a la Secretaría de Políticas Universitarias (SPU), en el marco de la Ejecución del Programa Universidad y Transporte.
El trabajo analiza la división norte-sur que se produjo en la ciudad, a partir de su crecimiento demográfico, con "diferentes barrios que se enclavan aislados en pequeñas aglomeraciones".
Como hipótesis plantea que esta característica influye en la traza del transporte, "lo que implica que los pasajeros deban realizar trasbordos y pago doble de pasajes en muchas ocasiones".
Según indica, a "esto se suma que la ciudad tiene 2,3 habitantes por auto (Corporación Andina de Fomento 2010), lo que implica una tasa superior a los 3,5 habitantes por auto para el total nacional", y por ende un mayor congestionamiento del tránsito.

400 ENCUESTAS
Massera confirmó que el objetivo es que el trabajo esté finalizado en marzo de 2017 con un proyecto de redinamización que será presentado al municipio.
Según explicó, para su realización la próxima semana se iniciará un relevamiento a través de encuestas probabilísticas. Las mismas se realizarán en las paradas de transporte público y permitirán determinar horarios, costos, orígenes, destinos, motivos de movilidad, sectores de uso de vehículo particular, sectores de congestión, sectores de inaccesibilidad y consideraciones subjetivas sobre el ordenamiento del transporte.
"La semana que viene se iniciará con una muestra, y a partir del 22 salen directamente a la calle", explicó Massera. "Son alrededor de 20 alumnos, no son muchos, pero van a levantar 400 encuestas para realizar un desarrollo con Sistema de Información Geográfica (SIG) volcando en la ciudad el recorrido de las líneas de colectivo con localización de las paradas y los datos que vamos a levantar en la encuesta. Eso nos va a permitir hacer el análisis para hacer la propuesta a quienes toman decisiones", agregó la investigadora, quien explicó el trabajo plantearía también descomprimir el centro, generando otro tipo de alternativas.
Pero esto no es todo, ya que también se intentará crear una aplicación para teléfonos celulares que permita saber los horarios, e incluso por dónde viene la línea de transporte. Así se podría aminorar una de las principales quejas que tienen los usuarios de zona norte, la demora que se produce entre cada unidad.
Es que tal como dice Massera "la ciudad se dividió en dos bloques. Uno de los bloques está bien activo y el otro quedó inactivo o corto, con un problema serio para quienes se trasladaron a vivir al norte y trabajan en el sur. Por eso lo llamamos redinamización porque apunta a políticas públicas", explicó la profesional, directora del proyecto que cuenta con la participación de investigadores, profesores y alumnos de las Facultades de Humanidades y Ciencias Sociales, Naturales e Ingeniería.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico