La UOCRA pide a funcionario nacional que interceda por nuevas obras públicas

Casi 200 obreros desocupados afiliados a la seccional Caleta Olivia de la Unión Obrera de la Construcción (UOCRA) se manifestaron ayer frente al edificio donde funciona la representación del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación para reclamar por nuevas obras públicas que den respuesta a la gran demanda de mano de obra.

Caleta Olivia (agencia)
El responsable del organismo nacional, Walter Cifuentes, recibió en su despacho a dos de los dirigentes locales que encabezaban la manifestación, Ricardo Treuquil y Franco Barros.
Esta es la segunda vez que Cifuentes atiende casos que no son de su competencia, recordándose que la primera se produjo hace pocas semanas cuando el gremio de los empleados municipales le solicitó que intercediera ante el Ministerio del Interior para que se acelere el envío de ATN destinados al pago de salarios.
Ayer, al concluir el encuentro, los gremialistas dijeron a la prensa que acudieron a esa instancia porque es la única representatividad del gobierno central en esta ciudad.
Por tal motivo, el coordinador zonal del Ministerio de Desarrollo Social les informó que él, por cuestiones protocolares, no podía tener contacto directo con áreas específicas de obras públicas, como es el caso de Vialidad Nacional, pero se comprometió a trasladar de inmediato los requerimientos al diputado nacional Eduardo Costa, quien es su nexo político directo.
Por separado, Franco Barros comentó al periodismo que hasta hace pocos meses la lista de desocupados de la construcción que tiene ese gremio superaba los 550, la cual se fue reduciendo con la incorporación de 80 a la empresa CPC al reactivarse la obra de la autovía Rada Tilly –Caleta Olivia, en tanto que otros fueron ubicados en empresas mineras y en emprendimientos locales, como la construcción de gimnasios.
No obstante, precisó, aún quedan casi 250 que no tienen ocupación desde hace varios meses y si bien se reciben subsidios del gobierno provincial, estos no alcanzan para todos. Además, su monto es de 5 mil pesos, por lo cual no alcanzan a cubrir los gastos de una familia.
Destacó además que a medida que se va logrando reubicar laboralmente a los afiliados, los subsidios se van transfiriendo a los que permanecen desocupados.

AGRESIONES VERBALES
En otro orden, tanto Barros como Treuquil denunciaron públicamente las agresiones verbales de las que fueron objeto al menos en dos ocasiones y en el curso de las últimas semanas, los obreros afiliados a la UOCRA que comenzaron a prestar servicio para la empresa CPC Ingeniería e Infraestructura que se hizo cargo de la reactivación de las obras de la autovía, luego de que la misma fuera abandonada a fines de 2015 por Austral Construcciones.
Al respecto, señalaron que un grupo de desocupados que responde a lo que ellos identifican como "Agrupación Sitraic" (en clara referencia al gremio disidente) acudieron al obrador ubicado a unos 15 kilómetros al norte de esta ciudad para exigir a los responsables de la obra su incorporación al plantel laboral.
Pero al mismo tiempo aprovecharon la ocasión para insultar a los afiliados de la UOCRA, por lo cual advirtieron que el gremio que representan no se hará responsable si alguno de sus afiliados responde de una manera no verbal a quienes los agreden.
Admitieron que ellos entienden que esos desocupados que están enrolados en el Sitraic necesitan de una fuente de trabajo, por lo cual los invitaron a acercarse a la sede de la UOCRA para que planteen sus casos y en la medida de las posibilidades se procurará darle una respuesta a la imperiosa necesidad de asegurar el sustento de sus familias.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico