La vicepresidenta de la Corte Suprema considera que Argentina se encuentra en "emergencia" por la violencia de género

Elena Highton, vicepresidenta de la Corte Suprema de Justicia y titular de la Oficina de la Mujer de ese tribunal, advirtió que en Argentina "hay indudablemente una emergencia" por la violencia de género, dado que se registraron 714 femicidios entre 2014 y 2016. La cifra supera a la registrada en Ciudad Juárez, México, durante la década del 90, en el peor momento de la problemática.

"Cada vez hay más femicidios: de nuestro primer registro al segundo (2014-2015) hubo 10 casos más, y desde el segundo al tercero (2015-2016), 19", remarcó Elena Highton, vicepresidenta de la Corte Suprema de Justicia y titular de la Oficina de la Mujer de ese tribunal, en una entrevista con Télam en la que cuestionó la falta de políticas preventivas del Gobierno, el "machismo" presente en el Poder Judicial y la "liberación temprana" de muchos acusados por violencia doméstica.
Desde 2014, la Oficina de la Mujer de la Corte Suprema realiza un relevamiento anual de los femicidios cometidos en el país, que arrojó como resultado 714 víctimas y 591 niños que perdieron a sus madres.
"Hay una emergencia, indudablemente, las cifras nuestras son más altas que las que hubieron en Ciudad Juárez en el peor momento", cuando las estadísticas oficiales registraron más de 600 asesinatos de mujeres desde la década del 90, reflexionó Highton. Sin embargo, aceptó que hubo "avances" en el país, en referencia a una "mayor concientización" social y que los "femicidios sean computados como femicidios" en la Justicia.
La ministra evaluó que faltan "políticas preventivas" por parte del Ejecutivo, como instalar "más refugios (para mujeres víctimas de violencia), más políticas educativas y más centros de asistencia", similares a la Oficina de Violencia Doméstica (OVD), que funciona las 24 horas bajo coordinación de la Corte Suprema.
"Las mujeres que se acercan a la OVD tienen muchas posibilidades de salvarse de un femicidio", advirtió la vicepresidenta de la Corte sobre el área que recibe "cualquier día del año y a cualquier hora" a mujeres que padecen todo tipo de violencia doméstica.
No obstante, Highton elogió el hecho de que el Gobierno haya lanzado el Plan Nacional para la Prevención, Asistencia y Erradicación de la Violencia contra las Mujeres, al que consideró "muy bueno" porque contempla –entre otras cuestiones- dispositivos de acompañamiento a las agredidas y el uso de tobilleras con geolocalización para los agresores.
"Leyes no faltan, tenemos muchas y muy buenas, solo falta que las políticas trasvasen del Poder Ejecutivo al Judicial, con una mirada común", apuntó.
Highton también cuestionó la "liberación temprana" de los acusados y marcó su desacuerdo con la suspensión del juicio a prueba o "probation" para los condenados por violencia de género.
"Hay mucha probation y esto es muy peligroso porque los mandan (a los agresores) a hacer trabajos sociales, sin control y con posibilidades de acceder a la mujer", argumentó.
Además, la jueza dijo que descree en la posibilidad de que los violentos puedan "recuperarse", más allá de "algunas excepciones".

MAS DE 3.000 CHICOS Y ADOLESCENTES SIN MADRES

Este año la Corte Suprema entregó a la OEA el informe sobre femicidios de Argentina, que será compartido en la Cumbre Iberoamericana y que incluirá un resumen de las principales acciones que desarrolla el alto tribunal, entre ellas la capacitación en violencia doméstica a todos los poderes judiciales de las provincias y a fuerzas de seguridad, y el monitoreo de complejos penitenciarios que alojan a mujeres.
Además, para junio del 2018 tendrá elaborado el primer informe del Observatorio de causas judiciales por femicidios, con la idea de "ampliar la mirada más allá de las cifras, que permita hacer una lectura cualitativa y que sirva para diseñar políticas públicas que mejoren la intervención estatal", explicó Highton.
Según cifras del Observatorio de Femicidios de la organización civil La Casa del Encuentro, los asesinatos de mujeres dejaron sin madre a 3.158 niños y adolescentes en todo el país desde 2008 hasta el primer semestre de este año. Es decir que en menos de una década casi todos los días algún chico quedó sin su mamá, asesinada en hechos de violencia de género.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico