La "Viuda Negra" no se presentó a una audiencia

El juez de ejecución Jorge Odorisio ordenó la captura de Gabriela Correa. La joven conocida como "la viuda negra" tenía prevista una audiencia de revisión, pero no se presentó. Era por la condena que pesa sobre ella desde setiembre del año pasado cuando recibió 3 años de prisión en suspenso en un juicio abreviado en el que se le unificaron tres causas. Se encontraba en "libertad ambulatoria".

Gabriela Correa, a quien se conoce como "la viuda negra", tiene desde ayer un pedido de captura por parte de la Justicia. La ordenó el juez de ejecución Jorge Odorisio, luego de que no asistiese a una audiencia prevista en los términos del artículo 399 del Código Procesal Penal del Chubut, en el que se revisan cuestiones que tienen que ver con el cumplimiento de penas. En su caso era condicional; es decir sin prisión efectiva.
Correa se encontraba en libertad porque en setiembre de 2015 cesó su arresto domiciliario luego de que el juez Alejandro Soñis hiciese lugar al juicio abreviado propuesto por las partes, a tres años de prisión en suspenso. El mismo fue acordado por el fiscal Julio Puentes y el defensor particular de Correa, Leopoldo Puricelli.
En ese juicio abreviado se incluyeron tres de las causas en las que se vio involucrada y con las que adquirió notoriedad pública. Una de ellas fue abierta el 20 de abril de 2015, cuando según la acusación fiscal acudió a la casa de un joven al que sedujo en un boliche bailable y al que en momento le hizo beber algún tipo de somnífero con el que el aprendiz de seductor quedó plácidamente dormido, mientras ella le llevó todo lo que encontró de valor, para lo cual utilizó el Mini Cooper del petrolero. Ese delito fue calificado como robo agravado y de allí que se la bautizara en el mundillo delictual como "viuda negra", un apodo que en rigor otras han merecido en estos años, como Gisella Pérez sin ir más lejos.

COMPAÑERA DE "CHUCKY"
Los otros dos delitos que se le endilgan a Correa fueron los que protagonizó junto a Cristian "Chucky" Monsalvo. Uno de ellos fue por la figura de encubrimiento. Se trata del caso que se la investigó por el Fiat Uno de color azul en el que ambos fueron encontrados en Kilómetro 8. Ese auto había sido robado dos días antes.
La restante causa que se le imputó es la de robo simple que cometió junto al mismo "Chucky" Monsalvo, el 12 de mayo de 2015. Ese día ingresaron a una vivienda ubicada en avenida Estados Unidos, de donde se llevaron dinero y otros objetos de la familia que se encontraba en Buenos Aires por temas de salud, además de robar el auto con el que volcaron en la zona de "La Herradura".
La rebeldía en la que ayer incurrió Correa podría ocasionarle un agravamiento al sistema de ejecución penal al que está sujeta.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico