Lagomarsino apeló la renuncia de Palmaghini y el pase al fuero federal

El técnico que estaba contratado en la UFI AMIA declaró que le prestó a Nisman un arma de su propiedad la noche anterior a su muerte porque su jefe se la pidió con el argumento de temer por la seguridad de sus hijas, por entonces en Europa.

La defensa del técnico informático Diego Lagomarsino apeló ayer la incompetencia declarada por la jueza en lo criminal Fabiana Palmaghini en la causa por la muerte del fiscal Alberto Nisman y se opuso al pase del caso al fuero federal porteño.
Con la presentación del abogado Gabriel Palmeiro, defensor de Lagomarsino, quedó en suspenso el pase al fuero federal y ahora la decisión será de la Cámara del Crimen.
El escrito fue presentado en el juzgado de Palmaghini poco antes del vencimiento del plazo para apelar el fallo, en el cual la magistrada se declaró incompetente y resolvió enviar el caso a sorteo entre los jueces federales.
Fuentes judiciales anticiparon que la jueza concedería de inmediato la apelación y enviará el expediente a la Cámara.
Lagomarsino es el único imputado en la causa pero no en vinculación a la muerte del ex titular de la UFI AMIA sino por haber sido, según él declaró, quien le entregó el arma usada en el hecho.
El técnico que estaba contratado en la UFI AMIA declaró que le prestó a Nisman un arma de su propiedad la noche anterior a su muerte, porque su jefe se la pidió con el argumento de temer por la seguridad de sus hijas.
Hasta el momento, Lagomarsino sólo está imputado por haber entregado su Bersa calibre 22 al fiscal, que no era legítimo usuario, pero su situación podría agravarse en el fuero federal si el juez que resulte sorteado no considera creíble su relato.
La sala VI de la Cámara deberá fijar fecha de audiencia para escuchar los argumentos de la defensa de Lagomarsino y del fiscal ante esa instancia, Ricardo Sáenz.
Sin embargo, este funcionario ya entregó un dictamen en relación a otro trámite de apelación en el que sostuvo que el caso debe pasar al fuero federal por entender que la hipótesis más firme es la del homicidio y no el suicidio.

SORPRESIVA RESOLUCION
En una sorpresiva resolución, Palmaghini dispuso el pase al fuero federal luego de tomar declaración como testigo al ex director de Operaciones de la ex SIDE Antonio Stiuso y a Carlos "Moro" Rodríguez, también ex espía y amigo del fiscal que apareció muerto de un balazo en la cabeza el 18 de enero del año pasado.
La fiscal del caso hasta el momento, Viviana Fein, no apeló la incompetencia a raíz de la ya conocida postura de Sáenz, su superior, quien no respaldaría su pedido para que el caso siga en el fuero ordinario criminal.
Si la decisión de Palmaghini no hubiese sido apelada, el expediente se habría sorteado ayer en el fuero federal y la causa tendría ya nuevo juez.
Ahora la investigación seguirá en el juzgado de Palmaghini, aunque se descuenta sin que se tomen medidas de relevancia, hasta que se ratifique o no su decisión de declararse incompetente.
La querella en la causa por parte de los familiares de Nisman había pedido ya el pase al fuero federal y esa pretensión fue rechazada por Palmaghini, quien en ese momento sostuvo que no había evidencias para estar ante la sospecha de un homicidio en relación al trabajo del fiscal.
La semana pasada, la jueza cambió de opinión pero argumentando que se habían cometido delitos del fuero federal, como violación de correspondencia y aludió además a la contaminación de la escena del crimen, que puso en duda los peritajes que avalaban la teoría del suicidio.
Por su parte, el ministro de Justicia de la Nación, Germán Garavano, aseguró ayer que "si no se puede verificar que fue un suicidio" la muerte del ex fiscal especial para la causa AMIA, Alberto Nisman, "lamentablemente la hipótesis que subyace es la del homicidio", y consideró que "en los próximos meses" la Justicia "debería dar su veredicto" al respecto.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico