Lamonega fue trasladado a Trelew mientras se aguarda que quede firme su sentencia

Claudio Lamonega, quien fue condenado en diciembre por el triple crimen de Sarmiento, permanece detenido en Trelew, mientras se aguarda que su sentencia quede firme y de ese modo ser trasladado a una cárcel del Sistema Penal Federal. El tipo de condena, la seguridad de la comisaría de Sarmiento y algunos conflictos con otros detenidos habrían motivado su traslado transitorio justo a la ciudad donde, siendo jóvenes, se puso de novio con Marisa Santos.

El 21 de diciembre Claudio Lamonega (51) fue sentenciado por el triple crimen de Marisa Santos (48) y los hijos de ella, Victoria (17) y Lucas Ramis (15), quienes fueron asesinados el 23 de noviembre de 2014 en la vecina localidad de Sarmiento.
El día del fallo Lamonega no estuvo presente en la sala, ya sabiendo que había sido condenado, y el tribunal conformado por los jueces Roberto Casal, Daniel Pérez y Francisco Marcelo Orlando decidió que le correspondía cadena perpetua, la que deberá cumplir en una cárcel del Sistema Penal Federal.
Lo cierto es que esto recién sucedería una vez que la condena quede firme, por lo que hasta entonces continuará detenido en una comisaría de Trelew, a donde fue recientemente trasladado.
Lamonega no permaneció en su celda de la comisaría de Sarmiento por diferentes problemas que tuvo que otros detenidos, pero también por el tipo de condena que debe cumplir y a la seguridad limitada con la que dispone la dependencia de esa localidad. Si por esas casualidades Lamonega escapara, en esa región contaría con más posibilidades de permanecer libre ya que es un baqueano que seguramente conoce hasta el último recoveco debido a su afición por la caza y la vida al aire libre.

EN ESA CIUDAD

Por eso ahora el homicida pasa sus días en Trelew, la ciudad donde coincidentemente conoció a Marisa Santos durante su juventud, y donde incluso nacieron Lucas y Victoria, fruto de la relación de la mujer con un empleado bancario con el cual también vivió en Río Gallegos, Bahía Blanca y Córdoba.
Por lo pronto, para saber finalmente cuándo será trasladado a una dependencia federal (Rawson, Esquel o Río Gallegos es donde tiene más chances; todo depende del cupo) habrá que esperar que la condena quede firme, lo cual llevará su tiempo si la Defensa Pública solicita su impugnación y el fallo debe ser revisado por la Cámara Penal de Comodoro Rivadavia.
Según pudo confirmar El Patagónico, la medida podría ser presentada los primeros días de febrero. De esta forma, los jueces que intervinieron en la causa deberían darle luz y posteriormente en los últimos días de ese mes, o a principios de marzo, sería analizada en los tribunales de esta ciudad, teniendo la posibilidad de ser apelada en otras dos instancias: la sala penal del Superior Tribunal de Justicia y la Corte de Suprema de Justicia.
Cabe recordar que Lamonega fue condenado como autor penalmente responsable del delito de homicidio agravado por alevosía, tres hechos en concurso real. En el caso de Marisa, agravado por el vínculo, y además todos agravados por el uso de arma de fuego.
Para tomar su decisión, los jueces tuvieron en cuenta los indicios de "mala justificación"; es decir cuando el acusado incurre en una serie de explicaciones falsas, contradictorias e inverosímiles.
Es que sostuvieron que fue posible comprobar el indicio de la presencia de Lamonega en la casa de las víctimas el día de los asesinatos, gracias a las pericias realizadas y las pruebas, pero también por la declaración del propio imputado ante el juez Alejandro Rosales en la etapa de investigación.
En esa audiencia, que se realizó el 6 de enero de 2015, el entonces imputado dijo que había dormido con las víctimas durante la madrugada del crimen (domingo 23 de noviembre de 2014), contradiciéndose con lo dicho el día en que se encontraron los cuerpos, cuando señaló que no los veía desde el viernes anterior, pese a que todas pruebas y testimonios lo ubican en el lugar y momento en que las víctimas que fueron ejecutadas con disparos en sus cabezas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico