Las automotrices proyectan un crecimiento de entre el 15% y el 20% para este año

Así lo plantearon los directivos que integran la Asociación de Fabricantes de Automotores, encabezados por su presidente Joachim Maier, en el marco de la visita al Salón del Automóvil que realizó ayer el presidente Mauricio Macri.

Las terminales automotrices le informaron ayer al presidente Mauricio Macri que este año el sector podría cerrar el año con un crecimiento de entre 15 y 20%, y se mostraron confiados en la posibilidad de llevar a la práctica un plan para producir un millón de vehículos para 2023 a partir de la discusión de aspectos impositivos, laborales y logísticos que condicionan a la industria. Así se lo plantearon los directivos que integran la Asociación de Fabricantes de Automotores (Adefa), encabezados por su presidente Joachim Maier, en el marco de la visita al Salón del Automóvil que realizó ayer el presidente Macri junto al ministro de Producción en el predio de La Rural.
“La situación está muy buena, esperamos un aumento del mercado de por lo menos 15 % hasta podría ser mejor y llegar en torno al 20% en producción”, afirmó Maier a Télam, luego de recibir al jefe del Estado junto al titular de Volkswagen, Pablo Di Si; de Totoya, Daniel Herrero; de Renault, Fernando Peláez Gamboa; de Iveco, Marcus Cheistwer; y de Scania, Emilio Muller.
Pero además de la perspectiva de recuperación productiva de un sector que viene en retracción desde hace más de un año, Maier dijo que le manifestó a Macri “los desafíos que está enfrentando la industria automotriz referidos primero al mercado de Brasil que esta actualmente en una crisis aunque ya con señales de recuperación”.
“También estamos preocupados por la competitividad del sector y le pedimos al Gobierno que nos ayuden para trabajar juntos para mejorar la situación y poder llegar a un millón de vehículos producidos en el país”, afirmó el también presidente de Mercedes Benz Argentina, en referencia al plan oficial de llegar a esa cifra de unidades hacia 2023.
Sobre las mesas de diálogo que la industria ya confirmó con el Gobierno en el marco del Ministerio de Producción, Maier mencionó su interés en discutir “la carga impositiva” que pesa sobre la producción de cero kilómetros, “la mejora de la productividad laboral” en un aspecto a abordar con los sindicatos y “la necesidad de fortalecer la industria autopartista nacional”.
En ese sentido, el presidente de Adefa admitió que “hay una hoja de ruta que posibilita achicar las diferencias que tenemos con otros mercados productores de automóviles”.
La referencia obligada es el mercado brasileño, respecto al cual Maier afirmó que la industria “identificó un gap con Brasil el cual un tercio de esa diferencia se explica por parte del impuesto sobre la producción, otro tanto por la mano de obra y la productividad de escala, y otro tanto por tecnología y logística”.

CON MUCHO OPTIMISMO
Sobre la perspectiva de recuperar los niveles de exportación de la industria local, Maier admitió que depende “más que nada del destino más importante que es Brasil, el que transita una situación económica difícil pero que vemos con optimismo que empieza a mejorar”.
El directivo resaltó que “en este Salón del Automóvil todas las empresas instaladas en el país mostraron un proyecto nacional, y tener a diez terminales con un anuncio de desarrollo local está arriba de la media”, ya que un ciclo de vida para un automóvil es de entre 5 y 7 años y para modelos comerciales de entre 7 y 10 años, lo que reduce la posibilidad de una sucesión de anuncios.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico