Las carreras clandestinas de galgos crecen sin control en Comodoro

A través de Facebook, se puede observar cómo en Comodoro se realiza la transacción de compra y venta de perros de raza Galgo, para hacerlos parte de carreras clandestinas en las que se apuestan grandes cifras de dinero y el maltrato animal está a la vista.

Los galgos están preparados genéticamente para la caza, poseen un elegante porte y son uno de los animales más rápidos del planeta. En estado natural, llegan a correr entre 60 y 70 kilómetros por hora, pero con la ayuda de algunas drogas alcanzan los 100.

Si bien en Comodoro -como en todo el país- las carreras de galgos existen, nadie las controla. Los dueños de los animales emplean todo tipo de mecanismos para que sus perros sean los más rápidos: desde el maltrato, hasta la aplicación de inyecciones de diferentes sustancias, incluso cocaína.

Todo comienza cuando se abre la tranquera y los galgos salen disparados detrás de un pedazo de “cuero” sin saber que el primero que llegue a la meta puede engrosar los bolsillos de su dueño.

Carreras de Galgos

A nivel nacional, en una jornada se puede llegar a recaudar entre 300 mil y un millón de pesos, en una sola carrera, entre apuesta y cobro de acceso, según informaron desde "Proyecto Galgo".

En el caso de las carreras clandestinas de galgos hay que comenzar hablando de la cría de esta raza de perros para este último fin. En Comodoro, vía Facebook, se ofrecen cachorros galgos en distintas páginas de la ciudad argumentando que es "plata fácil" para quien lo quiera comprar, e incluso se advierte que se aparean a perros de esta raza para continuar con el negocio.

galgos fin.jpg

"ES GENTE PESADA LA QUE ESTÁ DETRÁS DEL NEGOCIO"

Patricia Calvo, de la Asociación Voluntarios Sin Bandera, afirmó a El Patagónico que si bien a nivel nacional hay una ley nacional penal (14.346) que habla del maltrato animal, "a nivel Municipal no hay nada".

También afirmó que si alguna persona tiene conocimiento de este tipo de carreras clandestinas en la ciudad, y quiere actuar con respecto a este tema, para cualquier denuncia hay que hacerlo de manera particular, es decir, tiene que ir a una comisaría, dejar el nombre, apellido, horario y lugar donde se realizan las carreras. Por este motivo, al tener que exponer los datos personales del denunciante contra quien realiza estos eventos, la gente "no tiene ningún resguardo y por eso no hay tantas denuncias, la gente no quiere exponerse, ni poner en riesgo a su familia".

Cuando se detectan irregularidades, desde Voluntarios Sin Banderas, trabajan en conjunto con el área de Fiscalización, se hace la denuncia para erradicar los criaderos clandestinos en Comodoro, que generalmente, se encuentran en áreas rurales, alejadas de la ciudad.

"Más allá de las imágenes o de lo que se comparte en Facebook, quienes crían galgos para la venta y uso exclusivo en carreras, rara vez ponen teléfono, porque saben que las proteccionistas pueden llamar e ir a ver. Incluso crean cuentas falsas en Facebook que luego eliminan para no ser ubicados o tienen varios teléfonos celulares para no ser rastreados. Cuando se dan cuanta que son las proteccionistas las que replican las imágenes y circula por las redes, enseguida las dan de baja" afirmó Calvo.

Asimismo, Calvo afirmó que para poder actuar en los criaderos hay que "tener cobertura, es gente muy pesada, hacen mucha guita con los perros. Ganan buena plata. Las apuestas son altas. Quisimos entrar hasta que desistimos porque la mayoría de las proteccionistas somos mujeres".


Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico