Las cenizas de Castro recorren la isla y los cubanos ofrecen el último adiós a su líder

El recorrido con los restos de Castro emulará, en sentido opuesto, la "caravana de la libertad" que emprendieron desde la ciudad de Santiago a La Habana los guerrilleros comandados por el jefe de la Revolución y que terminó con el derrocamiento del dictador Fulgencio Batista en 1959.

Las cenizas de Fidel Castro partieron desde la emblemática Plaza de la Revolución de la capital cubana para el viaje de cuatro días en caravana por toda la isla, un cortejo fúnebre que terminará en Santiago de Cuba, donde se celebrará su funeral el próximo domingo.
Castro falleció el viernes a los 90 años y desde entonces ha recibido sentidos homenajes en Cuba y varios países de la región, mientras sus detractores han celebrado su partida, sobre todo a unos 150 kilómetros al norte, en Miami.
El recorrido con los restos de Castro emulará, en sentido opuesto, la "caravana de la libertad" que emprendieron desde la ciudad de Santiago de Cuba, al extremo oriental de la isla, a La Habana los guerrilleros comandados por Castro y que terminó con el derrocamiento del dictador Fulgencio Batista en 1959. Hasta el momento, casi dos millones de personas despidieron a Castro en La Habana.
"Fidel no ha muerto porque las ideas no mueren, menos aquellas que abonan el camino de la emancipación", dijo el presidente de Bolivia, Evo Morales, en un multitudinario homenaje a Castro en la Plaza de la Revolución, epicentro del poder político y testigo de maratónicos discursos de el Comandante.
"Está más vivo que nunca", agregó con la voz entrecortada.
Una vez finalizado el recorrido de casi 1.000 kilómetros, los restos de Castro reposarán en el cementerio Santa Ifigenia, cerca de la tumba de uno de sus grandes inspiradores: el héroe de la independencia cubana, José Martí.
Aquejado por una afección intestinal no revelada, Castro cedió el poder a su hermano menor, Raúl, en 2006 y desde entonces sus apariciones públicas disminuyeron ostensiblemente.
Sin embargo, de cuando en cuando, fustigaba en artículos de opinión a Estados Unidos, con quien su hermano restableció relaciones diplomáticas en 2015 tras más de medio siglo de hostilidades.
Pero algunos temen que el acercamiento, que el presidente saliente Barack Obama no ha podido sellar, se enfríe con la llegada del republicano Donald Trump a la Casa Blanca en enero.
"Si Cuba no está dispuesta a un mejor acuerdo para el pueblo cubano, los cubanoamericanos y los estadounidenses en su conjunto, pondré fin al acuerdo", dijo Trump esta semana.
El martes, en un homenaje póstumo que duró más de tres horas, cientos de miles de personas se reunieron junto a Jefes de gobiernos y representantes del mundo que vinieron para participar en los funerales, entre estos amigos personales y aliados, entre ellos el venezolano Nicolás Maduro, el boliviano Evo Morales y el nicaragüense Daniel Ortega.
En La Habana, la radio y la televisión llamaron a los pobladores a concentrarse en el tramo que cubrirán los vehículos dentro de la capital, donde hubo herméticas limitaciones del tránsito por todo el trayecto y vecinos con pequeñas banderas cubanas que saludaron el cortejo.
La caravana avanzó por el Malecón y después entró en la Carretera Central, la única vía que unía los extremos oriente y occidente cubanos cuando Castro encabezó el triunfo sobre Batista.
El cortejo fúnebre arribará a Santiago el sábado próximo y el domingo los restos de Castro serán sepultados en el histórico cementerio de Santa Ifigenia, de Santiago, el más antiguo del país, donde está la tumba del prócer José Martí y de otros muchos cubanos ilustres.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico