Las centrales obreras habían coincidido en cuestionar a Macri sobre Ganancias

Antes de que se conociera la decisión adoptada ayer a la tarde por el futuro mandatario de eximir del gravamen en el medio aguinaldo de este mes a quienes perciban sueldos brutos inferiores a 30 mil pesos, Moyano, Micheli y Yasky habían cuestionado que se priorizara eliminar las retenciones al agro y que se posterguen aquellas medidas en beneficio de los trabajadores.

Varios sindicalistas de las diferentes centrales obreras, entre ellos Hugo Moyano (CGT Azopardo), Pablo Micheli (CTA Autónoma) y Hugo Yasky (CTA Argentinos), habían coincidido ayer en cuestionar la decisión del presidente electo Mauricio Macri de no eximir al medio aguinaldo de diciembre del Impuesto a las Ganancias, algo que sí había hecho la presidente Cristina Fernández de Kirchner en 2014, pero también sólo para una cierta franja de trabajadores alcanzados por ese tributo, tal como lo oficializó finalmente ayer por la tarde el futuro mandatario.
La primera decisión de Macri de que el medio aguinaldo iba a estar alcanzado por el Impuesto a las Ganancias, a pesar de que su ministro de Trabajo Jorge Triaca había sugerido lo contrario días atrás, provocó la reacción de los gremialistas que además criticaron que se priorice eliminar las retenciones al agro y se posterguen medidas en beneficio de los trabajadores.
Moyano, uno de los sindicalistas más cercanos al macrismo, manifestó que Macri "así como levantó los impuestos al campo también debería dejar sin objeto el Impuesto a las Ganancias, así que es lamentable".
"Aparentemente el cambio era para cambiar, pero en ese sentido seguimos igual", remató el líder camionero que junto al secretario general de la CTA autónoma, Pablo Micheli, y el gastronómico Luis Barrionuevo realizaron en los últimos años varios paros en reclamo de la eliminación del Impuesto a las Ganancias.
Micheli señaló que "es de mucha irresponsabilidad" la decisión de Macri "porque no se puede decir un día una cosa y al otro día cambiarla", en referencia a la decisión inicial del gobierno entrante de Cambiemos.
"Hay algunas cuestiones que deberían ser discutidas en una mesa de discusión y ver por qué se van a bajar las retenciones al campo mientras que se va a sostener el Impuesto a las Ganancias sobre el aguinaldo", había advertido ayer el dirigente sindical de los estatales en declaraciones a Radio Nacional.
Al igual que Moyano y Micheli, el secretario general de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT), Juan Carlos Schmid, afirmó a través de un comunicado de prensa que "no excluir al aguinaldo de diciembre del pago de Ganancias no es la mejor señal del nuevo gobierno para los trabajadores".
El sindicalista moyanista agregó que los gremios del transporte "hemos librado una dura pelea al kirchenerismo por este reclamo y queremos que se nos dé una solución a esta confiscación que vivimos de nuestro poder adquisitivo".
En la misma sintonía que los gremialistas opositores al gobierno actual, el titular de la CTA, Hugo Yasky, dijo ayer, antes de conocerse el nuevo anuncio, que "es incongruente" descontar del aguinaldo de los trabajadores el impuesto a las Ganancias si "la decisión (del presidente electo Mauricio Macri) es transformar o eliminar" ese tributo.
"Es una decisión incongruente con la propuesta de eliminarlo. De hecho durante cuatro años no se descontó Ganancias del medio aguinaldo", recordó Yasky en radio AM 950.
El sindicalista explicó: "mucha gente que no paga Ganancias, con el aguinaldo se va a ver alcanzada, de hecho por ese motivo se eximía el pago del impuesto".
También el secretario de prensa de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), Mario Caligari, había cuestionado: "es una decisión que no cayó bien entre los trabajadores. Hace tiempo que venimos solicitando que no se descuente el aguinaldo. Esto no contribuye a mejorar la calidad de vida de los asalariados. Además, no hubo una comunicación oficial, nos enteramos en un programa de televisión", subrayó.
Las declaraciones sobre lo que pasaría con el Impuesto a las Ganancias fueron del propio Macri quien el sábado en el programa de televisión de Mirtha Legrand en Canal 13, expresó: "Lamentablemente, no creo que lleguemos al medio aguinaldo".
Sin embargo, ayer por la tarde el propio Macri anticipó que quedarán eximidos del tributo sobre el medio aguinaldo una franja de trabajadores. Comprende sólo a quienes perciban sueldos brutos inferiores a los 30 mil pesos, es decir el equivalente a alrededor de 25.000 pesos mensuales, sin tener en cuenta el mayor costo de vida en regiones como la Patagonia.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico