Las coloridas playas de Hawái

Arena negra, blanca, verde y roja es lo que se puede encontrar en este paraíso tropical. Con cada una de ellas, viene una forma diferente de disfrutar las costas.

Nada mejor que una estadía en paradisíacas playas para olvidar los duros inviernos patagónicos y darse un descanso de la rutina diaria. Un destino ideal para ello es Hawái (en inglés Hawaii). A este archipiélago se lo conoce, entre otras cosas, porque siempre está en primavera, ya que en verdad la temperatura no varía mucho de una estación a otra. El verano abarca desde mayo hasta octubre y, el invierno, desde noviembre hasta abril. De todas formas la temperatura media entre ambas estaciones no es muy variable (en verano es de unos 30º grados y en invierno, de unos 25º) por lo que en ambas se puede gozar de las fabulosas playas de la isla.
Otro de los grandes atractivos es que no solo tiene playas inmaculadas, cataratas y arrecifes poblados por peces coloridos, sino que el viajero puede disfrutar de playas de arena blanca, negra, verde y roja. Geológicamente hablando, sus playas no son como las de otras islas tropicales, ya que están formadas recientemente a partir de lava volcánica.
La arena es negra porque proviene de volcanes y está formada por diminutas partículas de basalto, o sea, lava. A diferencia de la verde y la blanca, la arena negra se crea casi instantáneamente cuando la lava caliente entra al agua y se enfría tan rápidamente que se solidifica y se hace añicos.
La más famosa playa con arena negra de Hawái se llama Pololu, que es ideal para hacer snorkel y pasarse horas bajo el agua nadando entre peces de todos los colores del arco iris. Las olas allí tienen el tamaño ideal para surfear con la tabla o el bodiboard. Además, como el color negro retiene el calor, las tortugas marinas eligen esas playas para hacer sus nidos. Por eso, es el mejor lugar para ver una tortuga marina.
Por su parte, a Papakolea se la conoce como la playa de arena verde. Se encuentra en el extremo meridional de la isla más grande de Hawái. El color verde de su arena se debe a que está formada por minúsculas piedras de olivino, un material volcánico que tiene la consideración de piedra semipreciosa, por lo que se puede decir que pisar su orilla es literalmente caminar sobre joyas.
Esta playa es de difícil acceso. Lleva todo el día llegar a ella y se debe tener en cuenta que no cuenta con restaurantes, pero su lejanía garantiza exclusividad y tranquilidad. Es que hay que caminar casi cinco kilómetros desde la ruta hasta la playa, además, para hacer la aventura un poco más difícil, no hay ninguna señalización o camino que seguir. Al atardecer, el juego de colores de la luz del sol sobre la arena es impresionante. Un dato a tener en cuenta que tampoco se recomienda bañarse allí, debido a las fuertes corrientes oceánicas.
Para sumar a este arco iris de colores, hay muchísimas playas con arena blanca, pero a diferencia de la mayoría de las playas de este estilo que tienen "arena inorgánica" (cuarzo y otros minerales), en las playas de Hawái la arena está formada de conchillas de organismos marinos y fragmentos coralinos. Tanto las olas como los animales marinos rompen los arrecifes y las conchillas se van depositando sobre la playa. Esta arena no sirve para hacer castillitos, es gruesa y no se pega bien. Hapuna Beach es una de ellas y tiene sol todo el año. Es un gran lugar para ir con la familia y en los rankings figura entre las mejores playas del mundo. Esta es probablemente la playa de Hawái de arena blanca más famosa de la isla también por su larga extensión. Es una muy buena opción para todos aquellos que quieren encontrar aquellas comodidades básicas, ya que hay zona de picnic, estacionamiento, y duchas.
La playa Kaihalulu es de color rojo. Se encuentra bajo una colina al Sur de la isla de Maui. La colina está en constante erosión y es rica en mineral de hierro, que una vez se va oxidando por la acción del agua del mar va cogiendo este color rojo tan llamativo que contrasta con el azul turquesa del batir de las olas.
Además, de estos increíbles rincones que no muchos conocen, las playas de Hawái están pensadas para todo tipo de público desde los que buscan grandes resorts turísticos para ir con toda la familia hasta, los que prefieren playas en Hawái recónditas en medio de lugares selváticos y fascinantes.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico